Cobra Kai: un giro sugerente en la célebre historia de Karate Kid

Comparte

Por Alejandro Jiménez Schröder

Comenzaré con aplausos y elogios (merecidos) para una serie que ha cautivado a los espectadores. Crecimos viendo, o al menos conocimos la historia de Karate Kid, de 1984 donde encontramos a un joven (Daniel Larusso) y a su maestro el señor Miyagi, quienes con el pasar de los años se convirtieron en uno de los primeros referentes comerciales de las artes marciales y la cultura japonesa en occidente; y de la magia que envuelve el karate, tanto en disciplina, como en artes marciales, o tan solo como filosofía de vida.

 

 

Cuando pequeño, la película me parecía soberbia, y detalles como “la perseverancia, la posibilidad de reconciliar la cotidianidad con la estética, y de luchar por los ideales” me parecía excepcional. Luego, me di cuenta que esa resolución entre la vida y el individuo era difícil de reconciliar. En la película Karate Kid esta tensión no solo no lograba resolverse, sino que marcaría lo que sería una línea que perdura hasta nuestros tiempos. El pensamiento oriental parecía imposible de reconciliar con el pensamiento de occidente, y en este cruce de dogmas, la situación siempre terminaba resolviéndose con los peores elementos de la cultura occidental.

 

 

La imposición de la fuerza, la legitimación de la violencia como único camino, o la forma en que se relaciona la sociedad en torno a la visión de competitividad, hacía que esa transculturalidad se diera con lo peor de ambos mundos. Quizás por ello, a medida que fui creciendo, lamenté que la película no lograra trascender su visión norteamericana, e impusiera su cultura estadounidense (hollywoodense) por encima de otros valores culturales, a pesar de tener todas las posibilidades del reconocimiento del otro. Más aún, pone en palabras del otro, afirmaciones como “Pelear no es bueno, pero si tienes que pelear, ganaNariyoshi Miyagi.

Con la segunda parte de Karate Kid II (1986) la historia toma visos interesantes y evoluciona hacia la construcción del carácter de los personajes. En esta vemos un poco más de la vida del señor Miyagi y Daniel en viaje que realizan a Okinawa, donde conocemos un poco más de su pasado; y luego, en Karate Kid III (1989) Miyagi y Daniel regresan a Estados Unidos a desarrollar toda la historia alrededor de la magia de los árboles bonsái. En 1994 apareció la película “El nuevo Karate Kid” en donde sorprende la ausencia de Daniel San y por el contrario, el señor Miyagi se convierte en el maestro de Julie, un personaje adolescente que está llena de conflictos de ira, y a través del Karate va encontrar su equilibrio interior.

Quizás te interese: Diferencias entre la visión de mundo de  Cobra kai y Miyagi-Do. (Leer más)

Cobra Kai – La “Otra” historia

En el año 2018 aparece Cobra Kai, una serie web basada en la franquicia de The Karate Kid, que tiene entre sus múltiples aciertos, contar con la participación Ralph Macchio y William Zabka, quienes protagonizan los mismos papeles de Daniel Larusso y Johnny Lawrence. Sin embargo, en esta nueva historia, el giro que le dan se convierte en el punto fuerte, pues trata de cómo continuó la vida de los dos personajes principales años después. Mientras la vida de Cobra Kai continuó consagrando éxito luego de la pelea por el campeonato, la vida de Johnny Lawrence se llenó de complejidades, dramas, peleas y alcoholismo. Y ¿qué pasa cuando escuchamos la versión, no de los vencedores, sino del vencido? La historia de “los perdedores”, de quienes quedan relegados a un lado del camino. Este fue el ejercicio que hicieron los libretistas para explorar cómo dos hombres adultos siguen enfrentando los demonios de su pasado, las frustraciones del presente, y terminan resolviéndolo de la única manera en que saben hacerlo: a través del karate.

Múltiples Narrativas y construcción de una visión de los “jóvenes”

A nivel musical la serie es una Oda a la Nostalgia. Empieza con su carga emocional de remembranzas de un tiempo pasado que fue mejor. Quizás por eso, permanentemente la serie está haciendo un paralelo entre la sociedad actual, y la forma en que han cambiado los jóvenes. Este aspecto se acentúa con los grupos musicales y las bandas que se referencian. A pesar de ser una historia contada en pleno siglo XXI, se dejó de lado los géneros más modernos como pop y reggaetón, para mostrar unos estilos musicales, consagrados como clásicos como los de bandas como Metálica, Queen, Poisón, Mötley Crüe, (…)

En las películas de Karate Kid, los personajes Daniel Larusso y el Señor Miyagi enfrentan retos y dificultades. El acoso físico o psicológico al que someten al personaje es la explicación que justifica la resolución del conflicto a través del karate. En Cobra Kai el “bullying” al cual se ven enfrentados los estudiantes del colegio por parte de sus mismos compañeros de escuela, es lo que genera la tensión que establece unos bandos. Sin embargo, la película va un poco más allá de lo evidente, pues deja que cada uno de los espectadores reconstruya una versión de los hechos, y de esta forma tener un panorama más complejo e interesante de analizar.

Uno de los elementos que más llamaron mi atención en la película es la tensión que se establece entre la visión adulta, y los discursos contemporáneos que manejan los jóvenes millennials y centennials. Sin embargo, se nota un ejercicio por establecer un diálogo intergeneracional a través de metatextos, de referencias cruzadas y de la valoración de nuevos discursos hegemónicos. A la par que en la serie, aparece una oda al pasado con alusiones al uso de las tecnologías en la vida cotidiana. Temas de discurso de género, empoderamiento de la mujer, y homosexualidad, hacen su aparición. Y sobre todo, se transforman los discursos que abogan las narrativas de “héroes y villanos” pues ahora se muestran múltiples facetas en personajes cada vez más humanos, complejos y determinados por las circunstancias, lo cual permite identificarnos con sus historias, y a darnos cuenta que ni “el malo” es tan malo, ni “el bueno”, tan bueno.

 

 

Valoración | Spoiler Alert |

En mi opinión, clasifico la primera temporada con ⭐⭐⭐⭐  4 estrellas sobre 5, por la construcción de personajes y sencillez de la historia. En la segunda temporada desmejora en calidad el argumento, y con un terrible capítulo final ⭐⭐⭐ (3 estrellas). En la tercera temporada la historia vuelve a recuperarse en su trama, y nos regala un sorpresivo giro que le da un merecido 3.5 ⭐⭐⭐/⭐

Editor

Entrada siguiente

El Carnaval de Negros y Blancos será virtual

Dom Ene 10 , 2021
ComparteNi las carrozas, ni la familia Castañeda y menos los conciertos serán suspendidos en el Carnaval de Negros y Blancos, que se celebra cada enero en Pasto, Nariño. Todos los artistas participantes migraron a la virtualidad y desde la Concha Acústica Agustín Agualongo ofrecerán una programación especial que podrá verse […]
A %d blogueros les gusta esto: