Este será un domingo “de música ligera” con Octavio Escobar en el Festival Centro

Comparte

Narraciones que puedes sentir en la piel y en el aliento con ritmos que convocan desde el Himno Nacional hasta una playlist con canciones de Bee Gees a Nino Bravo o Guns N’ Roses; y de Sandro de América a Eurythmics Escobar Giraldo nos lleva a través de once cuentos al interior de la sociedad colombiana. Obra ganadora del Premio Nacional de Literatura del Ministerio de Cultura en 1998.

Quizás es el tema más conocido de la agrupación argentina Soda Estéreo. En 1990 se lanzó al público esta canción escrita por Gustavo Cerati y Zeta Bosio. Es uno de los mayores himnos del rock en español en América Latina y también como se titula el libro de cuentos de Octavio Escobar Giraldo.

De música ligera es un libro en el que se hace un viaje expedito al interior de la sociedad colombiana de los años ochenta y noventa para destacar los nuevos tipos urbanos troquelados por el multiculturalismo, la violencia política, el narcotráfico y la lucha por un espacio dentro de la estratificación social. Once relatos ambientados en la música ligera que dominó los oídos de una generación, a través de un recorrido musical que va de los Bee Gees hasta Guns´n´Roses, de Sandro, el romántico de América, hasta Nino Bravo.

En esta oportunidad Escobar Giraldo conversará sobre la íntima relación entre la música y la literatura, a propósito de su libro publicado por Panamericana Editorial en 2010, en un evento llamado: De la “música ligera” y las escrituras actuales. Allí charlará junto a Juan Álvarez y Jaime Andrés Monsalve en el marco del Festival Centro el domingo 7 de febrero a las 11:00 a.m.

De la “música ligera” y las escrituras actuales.
Conversación de Juan Álvarez, Octavio Escobar y Jaime Andrés Monsalve.
Horario: 11:00 a.m.

Un evento virtual y sin costo

Sobre el escritor

es autor de las novelas El último diario de Tony Flowers (1995), Saide (1995, Premio Crónica Negra Colombiana, traducida a italiano y alemán), El álbum de Mónica Pont (2004, ganadora de la VIII Bienal Nacional de Novela “José Eustasio Rivera”), Después y antes de Dios (2014, XLV Premio Internacional de Novela Corta Ciudad de Barbastro y Premio Nacional de Novela del Ministerio de Cultura, 2016, traducida al francés), El mapa de Sara (2016) y Mar de leva (2018).

También es autor de los libros de cuento Las láminas más difíciles del álbum (1995, Premio Confamiliar del Atlántico de literatura juvenil), De música ligera (1998, Premio Nacional de Literatura del Ministerio de Cultura) y Hotel en Shangri-Lá (2004, Premio Nacional de Literatura de la Universidad de Antioquia). Su único libro de poesía, Historias clínicas, derivado de su experiencia médica, ganó el Premio Nacional de Poesía Inédita 2016 de la Tertulia Literaria.

Sus más recientes publicaciones son el libro-álbum El viaje del príncipe (2018, Panamericana Editorial) y Coffee Break (2019), serie original para audiolibro (Storytel), de la que ahora escribe la segunda temporada, también hace parte de la antología La puerta que no quise abrir (2020).

 

Comentarios sobre la obra

Cada canción queda indeleblemente asociada a un tiempo, la música es el heraldo sonoro del pasado y su sonido desata los más inesperados vericuetos de la memoria. De música ligera, desde el título (que sale de una canción del grupo argentino de rock Soda Stereo) es eso, desde un ángulo sutil que no se detiene en el detonante musical sino que éste sirve como el más visible, no el único, común denominador de los cuentos que reúne en sus páginas, y que le merecieron el Premio Nacional de Cuento a Octavio Escobar Giraldo. Mas allá de este recurso formal, está la capacidad para crear personajes verosímiles, de un realismo que hace evidentes las fisuras del absurdo que vivimos aquí y ahora.

Darío Jaramillo Agudelo

De prosa joven, vigorosa y de buena brújula, que tiene unidad y equilibrio en una decena de cuentos bien escritos y de los cuales por lo menos cuatro son excelentes, lo que me impresionó favorablemente fue también que todos giran en torno de los vínculos de sus personajes con la música popular, dejan entrever una visión de mundo que delata vida, lecturas y experiencia del autor, y sobre todo tienen por centro a una Colombia actual, reconocible y dramática.

 

Mempo Giardinelli

Escobar Giraldo no es un moralista ni un crítico de la sociedad colombiana, no entabla juicios ni recriminaciones. Sus pretensiones no van más allá de las del escritor comprometido únicamente con la literatura. No en balde su expresa afición por el cine se filtra en el libro para captar, con agudeza y serena objetividad, a una sociedad en descomposición que se regodea entre la abulia y el conformismo… La oralidad del lenguaje de Escobar Giraldo bordea la maestría pues logra captar el sabor de cada una de las capas sociales de la ciudad… Hay dos cuentos en los que Escobar Giraldo se erige como un maestro del género: Nunca es triste la verdad e Himno Nacional. Ambos con seguridad encontrarán en camino a futuras antologías del cuento hispanoamericano. De Música ligera es un libro en el que se hace un viaje expedito al interior de la sociedad colombiana de los años ochenta y noventa para destacar los nuevos tipos urbanos troquelados por el multiculturalismo, la violencia política, el narcotráfico y la lucha por un espacio dentro de la estratificación social… retrata a sociedad colombiana en un desprevenido momento, sin tiempo de alistarse para la foto. Allí está el país, tal cual.
Philip Potdevin.

Octavio Escobar ha logrado recrear en su colección de cuentos titulada De música ligera (…) la atmósfera claroscura que ha caracterizado la vida del país en los últimos años. Son once relatos, que ambientados en la música ligera que dominó los oídos de una generación, tienen la virtud de presentar la cartografía negra de un país atravesado por el narcotráfico, la violencia política y la descomposición social. A través de un recorrido musical que va de los Bee Gees hasta Guns´n´Roses, de Sandro, el romántico de América, hasta Nino Bravo, el escritor ha logrado dibujar una época y una generación, que influenciada por el american way of life, no se dio cuenta que debajo de aquella vida artificial, corría un hilo negro e invisible. (…) En los cuentos de Escobar la música es ligera; la literatura es profunda.
Fabio Martínez.


Fuente: Panamericana Editorial

Editor

Entrada siguiente

Regresa el Festival Centro con su diversidad de sonidos  #ElCentroSuena  

Sáb Feb 6 , 2021
ComparteDel 4 al 7 de febrero se llevará a cabo el Festival Centro 2021, el primer gran festival distrital musical de cada año, que en su duodécima edición promueve los artistas y procesos de Bogotá, especialmente de las localidades de Los Mártires, Santa Fe y La Candelaria. Fiel a su […]
A %d blogueros les gusta esto: