Banksy se autoinvita a la Bienal de Venecia y monta un stand ilegal

Banksy se autoinvita a la Bienal de Venecia y monta un stand ilegal

La Bienal de Venecia ya comenzó, y uno de los artistas más icónicos del mundo estaba decidido a formar parte de ella—aún si no había sido invitado. El misterioso artista callejero Banksy usó su cuenta de Instagram—donde ha estado compartiendo imágenes oficiales de su trabajo—para hacer pública su presencia en la laguna. Y, como era de esperarse con Banksy, los resultados son tanto divertidos como provocadores.

“A pesar de ser el evento de arte más grande y más prestigioso del mundo, por alguna razón nunca he sido invitado”, escribió en Instagram. Así que, como muestra un video corto, el artista montó su propia muestra en la calle junto con otros artistas y vendedores de souvenirs. Su selección de pinturas tituladas “Venice in Oil” parecen ir de acuerdo a la visión romántica que solemos tener de Venecia, hasta que uno las mira más de cerca.

Al igual que la mayoría de las cosas relacionadas con Banksy, hay un truco. La representación del artista de la laguna es mucho más realista que lo que muchos quisieran creer, ya que muestra un enorme crucero atracado justo al lado del malecón de la Plaza de San Marcos. La pintura sería graciosa si no fuera verdad. Al ser una ciudad que depende del turismo, Venecia lleva años batallando con los cruceros.

La ciudad lleva mucho tiempo en guerra con las compañías de cruceros por su insistencia de aparcar sus barcos más grandes en el centro histórico. Si bien esto permite a los turistas inundar la ciudad fácilmente, esta práctica es extremadamente dañina para el medio ambiente. La organización local We Are Here Venice ha estado liderando una campaña de concientización sobre el daño que causan estos barcos, y en 2017 apoyó un referéndum para prohibir los grandes cruceros que fue apoyada de manera abrumadora por los votantes.

Si bien la ciudad ha anunciado medidas legales para mantener a los barcos más grandes en puertos un poco más lejanos, pasarán varios años antes de que se empiecen a aplicar las leyes. Es por esto que la pieza de Banksy es de particular importancia, ya que su instalación sin duda volverá a poner los reflectores sobre este problema.

Desafortunadamente para Banksy, su instalación no duró mucho. Las autoridades pronto llegaron para revisar sus permisos y le pidieron que se marchara, sin saber que estaban participando en su última hazaña.

Banksy nunca ha sido invitado a la Bienal de Venecia, así que tomó cartas en el asunto y montó su propio stand sin permiso.

 

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

 


 

Fuente: mymodernmet.com
Por: Sofia Vargas
Fecha: 24 de mayo de 2019

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.