“El arte, un cambio de pensamiento en realidades difíciles” | Una entrevista con Defensa Colectivo

Comparte

“El arte, un cambio de pensamiento en realidades difíciles”.

Una entrevista con Defensa Colectivo

Por: FUNLAZULI | Lapislázuli Periódico

 

 

LO PRIMERO QUE LLAMA NUESTRA ATENCIÓN AL CONOCER COLECTIVO “DEFENSA” ES ¿EN DEFENSA DE QUÉ O DE QUIÉN?

 

Defensa es una iniciativa que nace como respuesta a las agresiones de la realidad social, económica y política que atraviesa actualmente nuestro país. Es un movimiento que se fundamenta en lo esencial de la palabra misma, es la “acción y efecto de defender o defenderse”. Esto implica el materializar todos los discursos en todas las escalas a partir de acciones concretas que puedan transformar y hacer frente a la realidad actual.

 

Nuestra defensa son las reivindicaciones urgentes de los territorios y su memoria, el entorno de derechos individuales y colectivos y la tierra como medio de vida. Nuestra herramienta o forma fundamental es el arte en todas sus expresiones, por tanto, Defensa es un espacio de creación espontánea y contestaria que se construye, se vive y se autogestiona desde la voluntad y colaboración colectiva, desde quienes deseen hacer su aporte, como artistas, como colombianos, como latinoamericanos y, sobre todo, como Humanos.

 

EL COLECTIVO QUE REÚNE A MÁS DE UNA DECENA DE PERSONAS ¿LO PRIMERO QUE PIENSO ES LA DIVERSIDAD DE MIRADAS, IDEAS Y SUEÑOS?

 

Más que una diversidad de miradas, ideas y sueños somos un colectivo con una diversidad de aportes a una misma causa y a un mismo objetivo o propósito. Nos integran una misma lucha, una misma fuerza; sin embargo, a partir de la diversidad obtenemos una variedad amplia de estilos artísticos y estéticos para el mismo fin. En general, cada integrante del colectivo hace un aporte que va dirigido hacia un mismo punto, en donde cada uno, desde su saber, desde su experiencia, o desde su misma área de acción, entrega un conocimiento el cual se integra al propósito.

¿CUÁNDO SURGE DEFENSA COLECTIVO? ¿QUÉ LOS MOTIVA A REUNIRSE?

Defensa surge a finales del año 2019 con la idea en común y propósito de realizar acciones contestatarias y defender la vulnerabilidad que aqueja actualmente al país a partir del arte y la cultura.

Hay muchas causas que nos motivan a reunirnos y a llamarnos un colectivo, entre esas, la necesidad de darle voz a nuestro propósito, de ser eje de cambio frente a las agresiones de la realidad social, el darle fuerza a la contención cultural para tener una vida digna, el hacer arte con intención y reflexivo, el pensarnos la vida y el entorno actual, y todo lo que podríamos hacer para cambiarlas. Nos reúne el ancestral llamado a cuidar el medio ambiente, los pueblos indígenas, el campesinado y la vida en general, que como sujeto de derechos no pueden ser vulnerados.

¿CUÁL SERÍA ESA MISIÓN, VISIÓN U OBJETIVOS COMUNES QUE LOS UNEN?

 

La misión y principal objetivo de Defensa es la promoción cultural del entorno de derechos individuales y colectivos de los colombianos, a partir de la potencialidad de la crítica artística y de la voluntad social al interior del colectivo. Nuestra apuesta artístico-política se cimienta desde una posición crítica de las diferentes realidades en el país y se basa en visibilizar la vulnerabilidad que enfrenta la sociedad y los territorios en todos los ámbitos de vida. La voluntad social al interior del colectivo nace del privilegio de servir y contribuir a la transformación de realidades y pequeños mundos desde el conocimiento y la práctica del arte, evidenciando nuestro rol en este mundo como seres humanos.

Nuestra visión se enmarca en evidenciar y generar conciencia de las realidades, vivencias y situaciones que actualmente enfrenta nuestro país, América Latina y el mundo, producto del modelo histórico de desarrollo. En este sentido, las diversas manifestaciones del arte se convierten en la fuerza crítica y transformadora, capaz de generar cambios en el imaginario colectivo de la sociedad frente a las condiciones de sus entornos.

Nos une el principio de voluntad social, el cual nace del privilegio de servir y contribuir a la transformación de realidades y pequeños mundos desde el conocimiento y la práctica del arte, evidenciando nuestro rol en este mundo como seres humanos. Nos une la coherencia que no es más que la lógica en el pensar, hablar y actuar, que dentro del colectivo se evidencia en la praxis del conocimiento y en la premisa en que los hechos hablan más que las palabras. Nos une el bienestar social, solidaridad y empatía. Tanto al interior como en el actuar del colectivo es importante el apoyo a causas o intereses ajenos, especialmente en situaciones comprometidas o difíciles. Nos basamos en la vulnerabilidad de las sociedades y en la ayuda a partir de las manifestaciones del arte: el arte… un cambio de pensamiento en realidades difíciles.

 

¿QUIÉNES CONFORMAN EL COLECTIVO?

Somos una organización cultural de base reconocida ante el Distrito Capital de Bogotá. Hicimos todo el trabajo en la localidad de Kennedy con la gestora cultural de música, música indígena Muisca, con sus preocupaciones, con su reivindicación.

El colectivo está conformado por músicos, escritores, compositores, artesanos y artistas visuales los cuales, en sus alter egos se desempeñan como ingenieros, docentes, investigadores, diseñadores, entre otras profesiones. La mayoría trabaja directamente con población infantil, campesinado, indígenas y son grandes conocedores del territorio colombiano. Todas esas formas articulan de una manera muy bonita el saber académico con el arte.

“Todo un apoyo del Pacto Histórico con transmisión del pacto histórico con ese, digamos soporte. Pero como te digo, ella en esa horizontalidad del colectivo, también con nosotros colectivos. Trabajamos en ese propósito”

 

¿EN QUE HAN CAMBIADO EN ESTOS 4 AÑOS? 

Dentro de las inquietudes iniciales (cuando arrancamos el colectivo no solo fue un grupo de música) por las realidades sociales que nos aquejan. Unas situaciones a nivel del país que, en últimas, se necesitan hablar, que se necesitan comunicar, y qué mejor forma que el arte para hacerlo. Por eso no solo es música, sino integramos poesía, diseño gráfico, y ahora con la vinculación con el trabajo con otros colectivos, empezamos a ver que el arte no es el arte por el arte, sino que es una forma de comunicar y sensibilizar a las personas. Entonces, esa era la primera pregunta cuando arrancó todo esto: ¿Será que, desde la música, o a través de la poesía, las artes plásticas, podemos comenzar a cambiar y generar conciencia de esta realidad, de estas realidades sociales que nos aquejan?

Cuando comenzamos partimos de esa pregunta; hoy en día y después de un proceso que ha sido hermoso (pero también que ha necesitado trabajo, que ha necesitado construcción, que ha necesidad como todo, disciplina) nos reafirma que el arte es una de las mejores formas de transmitir una idea para comenzar a cambiar, para sensibilizar a las personas que nos rodean sobre realidades que eran totalmente ajenas a nuestro día a día; como a través de una canción comienzas a interpretar, y escuchar… la canción y la letra, y a la gente decir: “oye, está pasando esto; nos están matando, nos están violentando”. Vivimos actualmente en una “dicotomía campo – ciudad” (por ejemplo) donde nosotros como habitantes de la ciudad nos sentimos que dependemos del campo. ¡Sí, la misma pandemia nos dejó ver eso! Sin el campo, no teníamos que comer…

Entonces, esto ha permitido reafirmar que el proceso artístico, detrás de las luchas sociales, tiene un trasfondo enorme en el cambio de pensamiento y en la sensibilización a nuestras situaciones ajenas.

A nosotros, de una u otra forma nos empezó a generar esa inquietud de qué hacemos, cómo lo hacemos, cómo desde nuestras profesiones (pues es muy empírico el tema) porque todos los integrantes del colectivo han tenido un proceso de formación aparte, desde sus líneas personales, artísticas, o humanas, que los hace aportar a lo que hoy es Defensa Colectivo. Creo que ha sido una historia muy bonita, pero también nos ha ido dando línea sobre que sí es el camino y nos comienza a generar más inquietudes… por dónde seguir.

¿QUÉ PROYECTO HAN ABORDADO DURANTE ESTOS CUATRO AÑOS?

 

Hemos tenido participación con el colectivo “Semillas de Boyacá”; hicimos una canción para su proceso, la canción se llama “Semillas”; básicamente fue una ofrenda que hizo el Colectivo para el desarrollo que están haciendo desde las huertas comunitarias y huertas escolares. También hemos participado en varios eventos de huerta escolar, sobre todo con James Torres que trabaja con población Indígena infantil, principalmente en el cabildo Pasto, haciendo también un tema de sensibilización sobre el tema de plantas. La música permite aproximarse al territorio, sobre todo desde el punto de vista del respeto.

Otras actividades: el primer disco que actualmente estamos trabajando. Nosotros venimos de otro proceso que se llama “Aloe monte” donde veníamos trabajando una serie de líricas que viene también de la propuesta musical que tiene el colectivo. En este momento estamos produciendo las últimas 3 canciones del disco que tiene nombre homónimo “Defensa” que es toda la lectura que hemos hecho política desde el país, y cómo estamos tratando también ponerla en ritmos latinoamericanos con la propuesta sonora nuestra.

También hemos realizado el acompañamiento al grupo de estudio de “Equidad y Seguridad Alimentaria de la Universidad Nacional de Colombia – OBSSAN”, participando alrededor de la soberanía alimentaria y los derechos de la alimentación. En Nariño hemos estado moviendo la música en eventos; allí hay un movimiento grande de artistas, por ejemplo, en “El campo por Nariño”: También apoyamos la denuncia de la violencia que ocurre en este Departamento, y a sus artistas que se organizaron para alzar una voz común.

ACTUALMENTE, ¿EN QUÉ PROYECTOS ESTÁN TRABAJANDO?

 

Estamos grabando el primer disco que contiene siete canciones. Vienen tres video clips en las canciones “Lárguese”, “indio” y “Canción del delito”. También estamos en la promoción de un recién lanzado performance, que incluye teatro foro, música y poesía llamado “DE RUANA Y A PIE LIMPIO: lenguajes para el cambio”. Allí, tres organizaciones (Fundación y Teatro Colombian Dream, Defensa Colectivo, y Editorial Independiente Piedra de Toque) promovemos desde el arte como medio transformador, la visibilización de las realidades críticas de las comunidades más vulneradas. Estamos trabajando el diseño de propuestas culturales desde los territorios en conjunto con grupos de investigación de la Universidad Nacional de Colombia, donde, el colectivo ha hecho presencia en diferentes eventos académicos como el Seminario Internacional “La Soberanía Alimentaria y Derecho a la Alimentación: alternativas a las crisis alimentarias” de FIAN Colombia, el cual es una ventana para próximas acciones.

 

Integrantes del colectivo que acompañaron esta entrevista: Fabio Ernesto Martínez Maldonado; Zahara Lasso; Mayra; e Iván Callejas.

Bogotá el 9 de agosto de 2022.

Editor

Entrada siguiente

Allí Estaba | Por: Alberto Fernández

Jue Oct 13 , 2022
Comparte Share on Facebook Tweet it Share on Reddit Pin it Share it Email Share on Facebook Tweet it Share on Reddit Pin it Share it Email Allí Estaba Por: Alberto Fernández Entré a la ciudad por la puerta norte. Sabía que nadie me vería. Allí estaba el mar. Un […]

Puede que te guste