Fiesta del Libro y la Cultura de Medellín

Fiesta del Libro y la Cultura de Medellín

Entre el 7 al 16 de septiembre en la Zona Norte* de #Medellín se levantará una ciudad en la que el arte, la música, los libros, las historias y la palabra en todas sus formas y manifestaciones serán anfitriones. ¡Ven a habitar con nosotros la Ciudad de los Libros!

 

La Fiesta de la ciudad

Todo empezó como un pequeño festival cultural en una ciudad que se despertaba de una pesadilla. En 2007 Medellín no imaginaba que ese encuentro de libreros que sacaban sus mercancías a la venta en el Jardín Botánico se iba a convertir en uno de los principales eventos feriales de América Latina. Pero la continuidad y la persistencia permitieron que los habitantes tuvieran la oportunidad de valorar la importancia de un evento público de calidad, con énfasis en la formación de lectores.

El origen de los recursos con los que se hace la Fiesta marca una diferencia con la mayoría de las ferias del libro en América Latina, pues en algunos países del área son las cámaras del libro, es decir, el gremio de la industria editorial, las dueñas de los eventos. Esto obliga a que la administración de la ciudad tenga muy claro el panorama del desarrollo de este sector de las industrias culturales y su voluntad de intervenir activamente para impulsar la economía en términos equitativos.

Crear el gusto por la lectura es la tarea central del evento. Las ferias privadas responden al objetivo de vender libros y asumen que la venta creará como consecuencia un universo lector. Esta lógica dice que si hay libros en el mercado, habrá lectores. Sin embargo, en Medellín hemos invertido este razonamiento y formulamos la ecuación en términos de la creación de una atmósfera propicia para que la ciudad sueñe con la fantasía y la imaginación, que valore el conocimiento y sienta que es parte integral de la vida en nuestra sociedad. Luego vendrán los libros y seguramente llegarán las ventas para la industria editorial. Esta es una declaración de principios que la Fiesta del Libro y la Cultura de Medellín ha mantenido vigente en estos primeros diez años de existencia.

En 2007, cuando se hizo la primera edición de la Fiesta del Libro, hubo 13 entidades participantes en el área de promoción de lectura que hoy ocupa buena parte del Jardín Botánico. En 2017 participaron 37 y en total han trabajado, en las 11 ediciones, más de 70 entidades especializadas en la tarea de animar a los potenciales lectores para que asuman la lectura como una opción de vida. No hay otra manera de realizar un proceso efectivo con nuestros niños, jóvenes y demás personas interesadas en la lectura en Medellín y en Antioquia.

El resultado es una oferta de talleres diversa, rica y profesional para los estudiantes y para el público general, preparada por los incansables gestores culturales y promotores de lectura con los que cuenta nuestra ciudad.

En 10 años el crecimiento de la Fiesta se ha hecho evidente en muchos aspectos. Bastaría mencionar que el número de visitas se ha multiplicado por diez desde aquella primera edición para entender que los retos económicos, logísticos y conceptuales son cada vez mayores. El origen de los recursos destinados al evento requiere que su manejo sea transparente y orientado por la filosofía de lo público. Y la vinculación de otros socios públicos y privados a la Fiesta del Libro es una manera de conectar a estos dos pilares de la vida de la ciudad. Es un mensaje a los habitantes de la región que ven en esta alianza la voluntad del Estado y de los habitantes de Medellín de construir colaborativamente una sociedad abierta a las necesidades y a las realidades de los ciudadanos.

La asociación con entidades privadas es un síntoma de fortaleza de la sociedad civil que respalda los proyectos más queridos por la ciudadanía. No hay dudas de que la Fiesta del Libro es mucho más que un evento de 10 días. Durante buena parte del año la ciudad trabaja en función de la Fiesta que se realiza en septiembre. Los colegios, las entidades de promoción de lectura, los libreros, editores, distribuidores, todos los participantes saben que esto es un proceso que involucra a mucha gente y que requiere muchos recursos.

La Alcaldía de Medellín, a través de la Secretaría de Cultura Ciudadana, lleva a cabo además otros dos eventos masivos relacionados con la lectura: la Feria Popular Días del Libro, que se realiza a finales de abril o en mayo, y la Parada Juvenil de la Lectura, en julio. Son abrebocas del gran encuentro de septiembre, cuando la gente de la ciudad visita la Zona Norte para vivir la Fiesta de todos.

La Fiesta ha cambiado muchas cosas en la ciudad. La Zona Norte, sector donde están localizadas instituciones fundamentales en esta historia de más de diez años de entusiasmo, pasó de ser un lugar en el que a nadie se le ocurriría ir a leer y a reunirse con otros, para convertirse en un punto de encuentro esperado por cientos de miles de personas que creen en la palabra y en el pensamiento. El miedo a la violencia de otro tiempo se transformó en deseos de vivir y de ejercer el derecho de los seres humanos al conocimiento y al disfrute de la imaginación y la fantasía. Durante los días de la Fiesta del Libro los visitantes se contagian del espíritu cívico y asumen actitudes de respeto por las normas como garantía de que todos por igual, sin distingos de ninguna naturaleza, son los dueños de la Fiesta.

 

Encuentra toda la programación aquí: http://bit.ly/ProgramacionFiesta2018 #CulturaCiudadana

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.