fondo

La caída del Muro de Berlín: Una casualidad | Por: Pit Bauer

FUNLAZULIPor: Pit Bauer | Alemania.
img
Foto tomada en noviembre de 1984. Licencia Imagen: Creative Commons joseluisrds

 

El Muro de Berlín se abrió la noche del 9 de noviembre de 1989. Éste había sido construido el 13 de agosto de 1961 debido al creciente éxodo de ciudadanos de la República Democrática Alemana para proteger a la población de la RDA. El muro interrumpió la conexión entre Berlín Oriental y Occidental, que abarcó los tres sectores (norteamericano, francés e inglés) y tenía una longitud de 167,8 km en Berlín. Además, la frontera interior alemana estaba asegurada por un muro (1378 km) para restringir aún más las posibilidades de escape de los ciudadanos de la RDA.

 

Este muro fronterizo se cobró entre 136 y 345 vidas, se desconoce el número exacto.

 ¿Por qué se lo abrió? - La llamada “Cortina de Hierro” separó Europa Oriental y Occidental. Por un lado, la gran potencia de la Unión Soviética; por el otro, las potencias vencedoras: Estados Unidos, Francia e Inglaterra.

 

Mikhail Gorbachev (Secretario General del Partido Comunista de la Unión Soviética, 1985-1991) estableció nuevos acentos en la política soviética con Glasnost (apertura) y Perestroika (reestructuración). Marcó el comienzo del final de la guerra fría. Les reconoció a los países hermanos socialistas su propio camino hacia el socialismo. Algunos de estos abrieron en parte sus fronteras hacia el oeste.

 

La RDA intentó sin éxito mantener unido al Bloque del Este.

En 1989 hubo crecientes protestas en la RDA por la crisis económica, la libertad de expresión y las restricciones para viajar a Occidente.

 

Siguieron las llamadas “manifestaciones de los lunes” en varias ciudades de la RDA con el grito “Somos el pueblo”. Los activistas de derechos civiles las habían convocado. La "Seguridad del Estado" intentó interrumpir las demostraciones; ante esto, la policía secreta cosechó fuertes gritos de "¡Fuera la Stasi!".

 

Se utilizaron nuevas rutas de escape hacia el oeste a través de países vecinos como Hungría. Sólo en julio/agosto de 1989, más de 50.000 personas abandonaron la RDA. Como resultado de esto, se tuvo que elaborar una nueva regulación de viajes, que entró en vigencia el 9 de noviembre de 1989.

 

Günter Schabowski, ex -Primer Secretario de la Dirección Distrital de Berlín, a la pregunta de un periodista durante una conferencia de prensa antes de las 7 p.m. del 9 de noviembre de 1989 sobre la fecha a partir de cual entraría en vigencia la nueva Ley, respondió que según lo que él sabía, era de inmediato.

A las 8 p.m., se transmitió esta noticia por la televisión de Alemania Occidental. Muchos berlineses orientales se dirigieron inmediatamente al muro.

 

Durante la noche hubo una apertura fronteriza en la Calle Bornholmer en Berlín, donde, sin embargo, los pasaportes de la RDA fueron sellados como inválidos al cruzar la frontera con Berlín Occidental. Los ciudadanos de Berlín Oriental y Occidental celebraron hasta altas horas de la noche.

 

El hecho de que la presión sobre el gobierno de la RDA se intensificara tanto, se debió ciertamente a que M. Gorbachov ya no mantuvo su "mano militar protectora" sobre la RDA, lo que probablemente evitó enfrentamientos sangrientos con los manifestantes.

 

Un buen amigo mío experimentó directamente la caída del muro en Berlín: informó que se enteró de la caída del muro en la radio la noche del 9 de noviembre de 1989. Pero pensando que se trataba de una broma, se fue a dormir a la cama. A la mañana siguiente cuando volvió a escuchar esta noticia, apenas si podía creerlo, se acercó al muro que quedaba cerca de su apartamento y celebró la apertura de la frontera con mucha gente.

 

Personalmente, las imágenes de la televisión con la exuberante celebración ante y sobre el Muro de Berlín me conmovieron mucho. Fue, en mi opinión, un acontecimiento increíble que nadie se atrevía a esperar. También en la frontera interior de Alemania se abrieron las vallas fronterizas en los siguientes meses y las personas que habían estado separadas durante más de 20 años pudieron abrazarse nuevamente.

 

Autor: Pit Bauer | Alemania

 

Artículos Relacionados