Lapislázuli Periódico - Cuando lo sueñes, se hará realidad



Polaroid de los Ticuna: Presente de los hombres de negro en el Amazonas.

Parte I

Por: Manuel Jiménez-Schröder

Entre la espesura, abriéndose paso a través de lianas y raíces que sobresalen del suelo se encuentra él, en sus hombros la misma lluvia que cae suavemente sobre la exuberante floresta; voltea la mirada hacia el cielo y nota cómo las gotas de agua chocan con las hojas más altas del canangucho; algunas de estas gotas, justo al tocar la superficie, siguen su camino escurriéndose entre las espinas del largo y erecto tallo de la palma, mientras que otras descienden en caída libre hasta romperse contra el suelo.


Sinuosos caminos lo han llevado a internarse en las profundidades de la floresta. Allí, allende del sonido de la lluvia siente el pulsante latir de la selva; a su alrededor la vegetación invade caminos y senderos, los distintos tonos de verde lentamente reclaman su lugar en cada rincón de toda esa vastedad, incluso en las proximidades de los sitios poblados.


Su travesía continúa entonces por senderos que eventualmente desaparecen entre las grandes plantas y las sombras, árboles y arbustos se aprietan tanto unos contra otros que dificultan su andar -ni los más finos rayos de sol logran atravesar el denso manto vegetal- no obstante se desliza a través de la penumbra con la pericia propia de los iniciados. Sabe que debe permanecer oculto a los sentidos de aquellos seres anhelo de su mente; el sigilo es esencial allí donde la vibrante quietud es rota por el zumbido de la invisible pero abundante vida, aquella que el forastero, sólo con una enorme dificultad, puede diferenciar a través de la masa superpuesta de extraña vegetación, pues para éste sólo destacan los mosquitos y mariposas cuyos colores brillantes adornan el perenne verdor.


Cada paso de su avance lo interna en un paisaje envuelto bajo un aura de melancolía, quizá fue esto y la monotonía de la inmensa selva lo que le recordó su hogar, lo llevó a aquella gran casa comunal que dejó atrás al perseguir su empresa. Pensó en su familia y en las tardes en que las mujeres se reúnen junto a uno de los postes de la maloca para rayar la yuca y preparar el casabe; también en los niños, que entre juegos aprenden las actividades de los mayores. Pensó en los consejos del abuelo.


Absorto en estos pensamientos no advirtió el momento exacto en que la lluvia había cesado, sin embargo le daba la impresión de que las gotas permanecían suspendidas en el aire en vez de caer, vio entonces al tiempo detenerse y observó con mayor claridad la incesante actividad de la vida vegetal: bajo sus pies, la delicada capa de hojas, ramas y troncos que han caído se descompone para dar paso a la formación de nuevas hojas, nuevas ramas y nuevos árboles; se percata también de las interminables operaciones de cuantiosos insectos que militan contra el estancamiento, tarea que desde tiempos inmemoriales conforma el ciclo perpetuo pero frágil bajo el dosel.


De repente, desde las alturas el canto de un ave, y más allá casi simultánea, la réplica; su mirada penetrante se asoma detrás del rosto pintado de negro, tras la maraña de enredaderas entrelazadas vislumbra la presa. Su mente vuelve hacia las palabras del abuelo, pero en esta ocasión se transporta al momento de su juventud cuando aprendiera los cantos y el ritual para logar éxito en la cacería. Cubierto por la sustancia mágica, que durante siglos sus antepasados han usado, él mismo permanece oculto, incorpóreo.


Se aferra a la pucuna y avanza unos cuantos pasos para lograr una posición privilegiada; seguro de sus habilidades prepara el dardo untándole unas pocas gotas parduzcas de curare, sus músculos se tensan mientras levanta hacia el cielo aquella caña hueca de casi tres metros de largo. Un instante más tarde llena de aire sus pulmones y entonces, aprieta los labios contra el contorno de cera y da un soplido seco: el proyectil sale disparado con gran potencia produciendo un sutil silbido tras su paso hacia la copa de los árboles y alcanzando el cielo, se pierde de vista...

 

 

 


Ingrid González Leidy Yurani Cubillos Pinilla Yuly óbito de Utopías Edna Camelo Sarah Marechal Edelmira Pinto Moreno AMIGOS Carlos Melo Salazar III festival mundial de ECOPOESIA “Ecopoesía: raíz y voz de la tierra” Lumbantú ESTILO Ciudad y niebla, por Laura Burbano QUIENES SOMOS Franz Floyd Entrevista con Monsieur Periné: De las Cosas que Soñaban cuando eran niños El arte de comunicar desde la represión: ¿y si el arte se queda sin internet? ¿Jalainjatü mi^irakat sünain ¿En dónde es la fiesta de disfraces? Laura Benítez Nace una nueva legión para salvar el día de la tierra Orlando Becerra Actitud Lúdica MUNDO DE SUEÑOS El Artista On the Road...again Alerta Kamarada Los individuos invisibles de las redes sociales Amarillo Tropical Inicia un año engalanado en sueños literarios Huberto Santacruz Torres Abelardo Leal Lengua y Lenguajes: Elementos Fundamentales para la Configuración de la Identidad. Manuel Sebastián Jiménez T.(q.e.p.d) Andres Correa KEMERAINCHII Victoria Sur Alejandra Jaramillo CONTACTO principal María José Montañez León José Luis Palacios Planeta de bolsillo, por Lilia Gutiérrez Riveros Sala Chat Andrés Filsoleil SALóN FUNLAZULI Jorgelina Cerritos Hay Festival Cartagena 2011 CINENCUENTRO Myriam Luz Buitrago Ruy Sánchez: el dueño de la única ciudad con caderas, por: Andrés Laverde Ortiz ¡Ay, Joe! Lloramos tu partida, pero seguiremos bailando con tu legado La expresión de sensibilidad de Sandra Medina puesta a la moda. EDITORIAL Stefanny Bricet Parra David Sánches Juliao Actualidad Aquí Galería de Imágenes álvaro Bulla PERFILES Escucha las vibraciones en Alta Frecuencia Estercilia Simanca María Daniela Cárdenas ETNIAS ZEITGEIST, La Película Javiera Gallardo Cúpula - Lucero , por Yudit Josefina Cedeño Rivero Gabriel Jiménez Pallares Eventos Son González EXPRESARTE Melancolía y rencor Plan lector resoñadores, por FUNLAZULI Ruben Blades Victor Hugo Gajardo Olivares APRENDICES ¿Qué pasará con nosotros, si la inevitable transformación continúa? LICENCIA CREACIóN LITERARIA Alexandra Quintero Andrea Echeverry Juan Carlos Carvajal AULA Entrevista al artista conceptual Luis Camnitzer [Personaje del mes] El arte natural representada en dos pinturas indigenas: La Wayuu y la Bora Taller Virtual La poesía Escrita desde el Silencio (2011) Mauricio Rodríguez LAPISCITOS LAPISLáZULI VERDE Bambi La Suavesita Para publicar tus eventos has Click Aquí Función Teatro en Teatrova - El Estado de las Cosas Taller de Redacción de Ensayos Literarios (2011) DONACIONES La calle empinadaPor: Alberto Fernández Camilo Andrés García Salcedo Narciso Serrano

 

Síguenos en YouTube
Síguenos en Twitter
Find us on Facebook
Redes & RSS

Otras publicaciones

Lapislázuli VerdeEtniasAprendicesLapiscitosCinencuentro

comentarios

Déjanos sus comentarios de cada artículo que a los autores les gustarán. Para recibir en su correo las noticias más importantes registrate