Lapislázuli Periódico - Cuando lo sueñes, se hará realidad



 

Lapislázuli Periódico: ¿Quién es Gloria Young?


“Una mujer como tantas / y tantas mujeres yo sola”. Así es como mejor me puedo definir. Cuando me pasa en la vida cotidiana, cosas que le pasan a cualquier otra mujer, de cualquier estrato social, como por ejemplo, que te engañe el marido, que no te alcance el dinero para todos los compromisos, que te regañe tu madre, como si fueses una niña, dizque siendo tú una mujer, que se te llenen los perros de pulgas y no sepas qué hacer, que se te dañe la refrigeradora y no tengas tiempo de llamar para arreglarla o que no puedas esperar al reparador, porque tienes que ir al trabajo, que tengas tu carro chocado por todas partes porque todo el mundo maneja mal, menos tú… en fin, eso es ser una mujer como tantas, pienso yo.
Por otra parte, proyectar como mujer los sueños y aspiraciones de tantas otras: en la vida profesional, en la política, en la literatura, en la palabra dicha y la escrita…
Cuando se me acerca una niña y me dice: ¿eres Gloria Young, verdad? Como si yo saliera en las caricaturas y ellas me reconocieran…-sí, yo soy Gloria Young.

Cuando leo o declamo mis poemas de mujer feliz, de mujer herida, de mujer que busca, que se sorprende, que se encoleriza, cuando lloro al escribir un poema, cuando me cuestan las palabras y no me sirven y me frustro y me acuesto y no puedo dormir, y me levanto en la madrugada y escribo hasta que se me nubla la vista; hasta que me duelen los dedos y se me entumecen; cuando me tengo que levantar del escritorio donde estoy escribiendo a lavar la ropa del domingo sucio, a preparar los alimentos que se comen otros, a regar las plantas que se secaron durante la semana,

-“Me gusta como usted habla, cuando yo sea grande, quiero ser como usted.”
Cuando se me acerca una mujer llorando, emocionada y me dice: “Señora Gloria, usted me salvó la vida…nunca le he podido dar las gracias. Gracias por haberme atendido en el Centro de Apoyo a la Mujer Maltratada, gracias por esos grupos de apoyo que me devolvieron mi autoestima perdida, gracias por toda esa gente buena que puso a mi disposición, para que pudiera ser otra y salvarme de la violencia doméstica”

Cuando escucho palabras de amor susurrando en mi oído y el sol se resiste a salir, mientras el cuerpo en su prístino lenguaje no miente y me dice, que ya no soy la que era… sé que soy tantas mujeres, tantas inacabables mujeres, que están dentro de mí y que a la vez, soy yo misma.

Lapislázuli: Encontramos en tu hoja de vida que has sido Política, poeta, educadora y actriz, ¿Cuáles de estos roles ha marcado más tu vida?


G.Y.: Todos esos roles han marcado y siguen marcando mi vida. No he dejado una sola vez, de vivir todas esas facetas. Algunas veces hay más énfasis en unas que en otras, como ahora, que tengo en reposo la actuación y sin embargo…no deja de inquietarme no estar en el escenario de un teatro. En otros momentos, la política me ha absorbido más de la cuenta; demasiado, pero no dejaba de escribir, aunque fuese lenta, muy lentamente. Siempre he sido educadora. Cuando estudiaba en México, daba clases de Inglés a niños y niñas pequeñas. Cuando me gradué de la universidad, seguí dando clases; cuando estuve en la Asamblea Nacional de Diputados y Diputadas, ponía en marcha acciones de capacitación docente a nivel nacional y ejercía de esta forma la docencia.
Hoy, me dedico más a la investigación educativa, a dictar seminarios, conferencias, mediar talleres y a la capacitación política de las mujeres. En medio de todo, la poesía, como los latidos de mi corazón.

Lapislázuli: Actualmente la política pareciera estar concebida distante de las preocupaciones esenciales del ser humano, ¿Cómo has logrado el balance entre ser escritora y política?

G.Y.: He logrado el balance y he logrado posicionar en los espacios políticos de mi país y de otros, el tema cultural, artístico y literario. No ha sido fácil, pero este compromiso que tengo de hacer que lo político se declare a favor de la cultura, es sostenido y militante. A mí me funciona creer en lo que hago; decir lo que pienso y pensar en positivo. A mí me funciona diseñar metas y luchar por alcanzarlas, por alcanzar sobre todo, un mundo mejor, donde la poesía esté presente y donde las personas y sus hazañas cotidianas, estén presentes en la poesía.
En el II Encuentro Interoceánico de Escritoras en Panamá, logramos que la Asamblea Nacional trabajara de la mano con el Ministerio de Educación, con el Instituto Nacional de Cultura, con el Instituto Nacional de la Mujer, con el Ministerio de Economía y Finanzas y con las Universidades más importantes del país.

Lapislázuli: ¿Dentro del campo de la literatura, qué autores y qué libros consideras que han sido de relevantes en tu formación y han sido de gran influencia en tu vida?

G.Y.: Mi padre acostumbraba a traerme libros de sus viajes al extranjero. Muchos libros. Así, me leí la colección completa de Mark Twain, Julio Verne, Las Mil y una Noche y ese tipo de clásicos. Por el otro lado, tenía una maravillosa abuela materna, Asunción, que me hizo leer y aprenderme los poemas de Sor Juana Inés de la Cruz, Juana de Ibarbourou, Gabriela Mistral, Alfonsina Storni y de otras poetas menores. Ver a mi abuela y a mi padre leer, marcó mi hábito de lectura e incendió mi pasión por escribir. Después, llegaron los buenos profesores de literatura, que me recomendaban libros fuera de los obligatorios del colegio. Así leí a Balzac, Flaubert, Stendhal, Emile Zolá, Albert Camus, André Malraux y por ahí me fui con Voltaire y de pronto, descubrí una serie de escritoras mujeres que para siempre atraparon mi interés y sus historias eran reinventadas por mí, una y otra vez, en versos y poemas.
Marguerite Yourcenar, por un lado, Pearl S.Buck y sus novelas de misterio, por el otro, Simone De Beauvoir, Amandine Aurore Lucie Dupin (George Sand), Virginia Woolf, Oriana Fallaci, Anaïs Nin, Emily Dickinson, Mary Woolstroncraft y su hija, claro, Mary Shelly… larga e interminable la lista de escritoras mujeres que han influido en mi. No sólo narradoras, también ensayistas, filósofas, políticas, investigadoras. Y las poetas, cualquier cantidad, Erica Jong y antes que ella, Carson Mc Cullers, Sylvia Plath y la mejor de todas para mí, Edna St. Vincent Millay. Después, diversas poetas norteamericanas me impactaban.
Y en el camino, los autores panameños, hombres y mujeres, con los que me identificaba a rabiar. Rogelio Sinán, el más importante, en poesía y en narrativa. Jarl Ricardo Babot, en poesía y teatro. Y las poetas, maravillosas poetas panameñas, desde la primera que se atrevió a publicar un libro de poesía, Zoraida Díaz, pasando por Stella Sierra, Elsie Alvarado de Ricord, Esther María Osses, Bertalicia Peralta, Moravia Ochoa, Giovanna Benedetti.
Finalmente, las biografías de mujeres. Esa es mi pasión y de donde más material retomo para escribir. Sobre todo, las biografías de mujeres poetas, las más conocidas y las menos conocidas, que son las mejores para mí. La poeta italiana, Sibila. Las biografías de mujeres pintoras. Biografías, biografías, mi género favorito hoy.

Lapislázuli: Tengo entendido que has escrito un par de antologías poéticas dentro de las que se encuentran "Templo de agua", "Laberinto", "Hotel" y "Fiebre”. ¿Además la poesía has incursionado en otros géneros?

G.Y.: Esas que mencionan no son antologías, son poemarios de mi autoría. En antología, hay varias: “Mujer, Prensa y Poesía”, “La Voz aún no quemada” En estos momentos estamos preparando una antología de mujeres poetas nicaragüenses y panameñas… He escrito muchísimos artículos, que han sido publicados en diarios y revistas nacionales e internacionales; sobre todo, en torno a la cultura, educación, política, literatura, mujeres. Tengo varias investigaciones en el ámbito educativo, algunas publicadas, la mayoría, en bibliotecas de universidades. Estoy escribiendo mi primera novela, tengo una obra teatro y otra, que también estoy escribiendo. Tengo varios poemarios inéditos, uno de ellos, saldrá en editorial Torremozas, Madrid, este año.

Lapislázuli: En cuanto a la Poesía, ¿por qué decidiste hacer de esté género tu forma esencial de escritura?


G.Y.: Me imagino que en un primer momento, porque mi abuela Asunción me enseñó a amar la poesía. Me imagino que porque me hacían recitar en todos los actos escolares y familiares y me familiaricé con ese género.
Me imagino que porque me casé con varios poetas (con tres, para ser más exacta) y me volví la primera crítica literaria de sus obras. Y si era capaz de analizar un poema, de recomendar cambios, ampliación, rupturas, ¿qué me costaba escribir mis propios poemas? Los escribí pues, y me leían poetas panameños muy reconocidos y todos, invariablemente, me decían: “…son poemas publicables Gloria”, “hermosas imágenes, dignas de estar en un libro” y así por el estilo, me encontré participando en un concurso de poesía junto a mi esposo poeta, padre de mi hija Isadora y de mi hijo Emir; poeta consumado, reconocido, publicado y ¡zás! que me gano el premio. Seguí escribiendo y peleando con mi marido, porque de acuerdo a su criterio: “Esos jurados no sabían nada de nada”. Claro, ¿cómo me iban a premiar a mí, por encima de él?
Así, que mi poesía también se construye a partir de la respuesta, de lo contestatario, del empoderamiento de mi propio yo, de la rebeldía, de la frondosa incertidumbre, del dolor, del amor, del cuerpo, en fin, de la inmensa necesidad que me surge de decir lo que estoy sintiendo, sin personajes ni protagonistas que me sirvan de interlocutores, decirlo desde mi piel, con mi boca, escribiendo con mis propias manos, lo que mis manos tocan y sienten.

Lapislázuli: Entrando en las relaciones entre literatura y política, Ricardo Piglia menciona que la Política no es más qué una forma de ficcionalizar la realidad. Estas de acuerdo con esta expresión. Y si es así, ¿Qué significado tiene para ti el sindicalismo?

G.Y.: Para mí la política es lo más cercano a la propia realidad de nuestros pueblos. Por algo votan por sus representantes. Nadie los obliga en nuestras democracias representativas. Por algo se dejan comprar; venden su voto, piden y piden hasta la saciedad, a cambio de los favores políticos. El clientelismo político, que es lo que priva en nuestros países tiene dos personajes claramente definidos: el político que compra y el elector que se vende.
La política provee de mucho material a nuestros escritores. Las más famosas novelas de hoy, tienen grandes componentes políticos. Cuentan las historias, denuncian las historias, recrean las historias que produce la política. Y la política está repleta de personajes que son, nada más y nada menos, que lo que hay en cualquier comunidad de nuestras regiones.
El sindicalismo surge como una necesidad de los trabajadores organizados para defender sus derechos laborales y para vigilar que se cumplan sus reivindicaciones. Justamente, la novela que ahora escribo, se desarrolla en medio del ambiente sindical del sector bananero de Puerto Armuelles, un área hoy día sumamente deprimida.

 

Lapislázuli: ¿Qué representa para ti la lucha de género? ¿Cómo se vincula la literatura en esta temática?

G.Y.: No creo en la lucha de género ni estoy involucrada en ella. Creo y milito firmemente en la lucha por la igualdad de género, que es distinto. Igualdad de oportunidades, lenguaje inclusivo, no sexista. Denuncia del femicidio. En otras palabras, dejar atrás el pensamiento de “las mujeres sin alma” y “de menguado entendimiento”. Erradicar para siempre (pesada frase) la relación de la mujer con los demonios o con la imagen de “la madre del resplandor indefectible”.
Esa lucha, que no me angustia ya, pese a que reiteradamente surgen nuevos personajes diciendo lo mismo de una u otra manera, la llevo como hábito cotidiano en todos mis quehaceres: en la vida familiar, en la labor profesional, en la praxis política, en la creación literaria. Porque finalmente, una vincula lo que es y lo que dice, con todo lo que hace. ¿O no hay que ser coherente?

Lapislázuli: Tenemos el concepto que eres una mujer con una ternura desbordante, muy amorosa, pero a la vez, enérgica, energía que irradias e impregna. ¿Cómo eres en esa intimidad de mujer, que te hace especial y líder con causa?

No sé qué me hace especial, líder con causa o sin ella. Sólo sé que soy una mujer con multitud de sueños, todos agolpados y a veces confusos. Sólo sé que soy un ser humano que vive las 24 horas, con mis diatribas y convicciones. Que caigo en la noche en mi cama cansada y satisfecha y duermo profundamente y me levanto cuando aún no raya el sol y escribo y respondo correos y preparo mis labores y lavo la ropa yo misma, porque me gusta hacerlo. Sólo sé que otras veces, no quiero dormir aunque esté cansada y quiero que mi marido me abrace fuerte, como si fuera la última vez y me bese toda y me arrope con su cuerpo y me pregunte: “¿qué, qué? para que yo le diga, “que te quiero”.

Lapislázuli: ¿Cuál es tu balance del Encuentro Interoceánico de Mujeres Escritoras?

G.Y.: Hubiese querido que más docentes aprovechasen el Encuentro. Tenían todas las condiciones para llegar masivamente; permisos de trabajo, certificados con puntaje, experiencias maravillosas de escuchar en vivo a tantas escritoras talentosas. Escuchar poemas, adquirir libros, disfrutar las artes plásticas… Pero no fue así. Llegaron muchos menos de los que esperábamos. Pero ésos, los que llegaron, aprovecharon al máximo el Encuentro. Varios de ellos, trajeron a los talleres a sus estudiantes, sobre todo, al taller de Arabella Salaverry, la costarricense. Los estudiantes hicieron entrevistas a las escritoras, se fotografiaron con ellas, les hicieron multitud de preguntas.

La página web del Encuentro fue un gran logro y el que se mantenga, será otro. El Encuentro tuvo una gran proyección mediática, por radio, prensa escrita y televisión. Realmente, fue fantástico en este sentido. Muchas personas que no fueron, se enteraron del Encuentro y eso es importante (no, que no vayan), sino que se visibilice que las escritoras tienen cosas inteligentes, interesantes y sensibles que decir a través de la palabra.
El Encuentro tuvo un gran equilibrio, escritoras investigadoras que escriben y publican sobre las narradoras, dramaturgas y poetas y sobre mujeres vitales en la vida de cualquier pueblo. Narradoras, poetas, escritoras jóvenes, dramaturgas que hacen teatro y esos talleres fueron de los más dinámicos.
Abarcó los temas más contemporáneos en relación a la creación literaria y a cómo se publican las obras y los vacíos que hay frente a este tema. Se involucró la tecnología de la información y comunicaciones y fue realmente vivo el Encuentro.
Una de las mayores ganancias fue involucrar al Ministerio de Educación y las Universidades, a los gobiernos locales de algunas provincias y a la comunidad. La clausura en tres provincias alejadas entre sí, el mismo día y a la misma hora, convocó al pueblo y lo involucró. Llevó la palabra de las mujeres y la compartió con otras y otros en el mejor de los ambientes lúdicos posibles.
Por otra parte, las escritoras extranjeras compartieron experiencias con las nacionales y se formó un grupo que se mantiene en comunicación y que han diseñado otros proyectos a partir del Encuentro. Los menciono por encima:
una página web post Encuentro: www.rosassintiempo.com, una antología que ya se está trabajando, de poetas nicaragüenses y poetas panameñas, un Encuentro de Escritoras en Guatemala para este mismo año 2010, un grupo de escritoras nómadas preparando un Encuentro en Costa Rica para el año 2011, una Memoria del Encuentro en CD que será distribuida no sólo a las y los participantes del Encuentro, sino, a los profesores de Español de los grupos piloto de la transformación curricular del sistema educativo nacional de Panamá, que Lapislázuli, la hermosa página literaria digital que se produce en Bogotá, Colombia, tome más en cuenta a mujeres escritoras. ¡Cuánta ganancia!

Lapislázuli: ¿Cuál es el tema de tu próximo libro de poesía?

G.Y.: Es un libro muy diferente a lo que he escrito anteriormente. Es un libro de poesía que a la vez, será una obra de teatro. Son las voces de mujeres distintas y parecidas. Mujeres que se reúnen en un espacio provocador de sueños que surgen a partir de las experiencias que cada una trae; experiencias dolorosas que a veces, dan risa y otras, son inconcebibles. Experiencias de violencia doméstica y de sueños rotos que se reparan o se reconstruyen en el grupo de las mujeres.
Es un libro con personajes cotidianos y personajes de ruptura social. Es un libro de mujeres cobardes y de mujeres valientes. De mujeres feas y de otras hermosas. De madres y de hijas, de solteronas, de amantes y de esposas. Son voces diversas que se realimentan entre sí. Aparecerá un fenómeno dramático y que ha ido cobrando interés en los últimos años: el femicidio. Es un libro que me hace investigar datos, hechos, fechas, nombres y consecuencias. Lo mismo que la situación actual de las leyes en el país frente a este tema.
Estoy muy motivada con este libro y sé que muchas otras personas se podrán identificar en él. Sistemáticamente, cada dos días trabajo en él. Es un reto para mí.

Lapislázuli: En este momento de tu vida, con qué sueña Gloria Young?

Sueño con cosas muy concretas. Terminar mi novela este año y disfrutar la publicación de mi libro de poesía DESATADO EL CORAZóN. Trabajar en mi libro de poesía actual y verlo como una conquista personal y literaria muy importante para mí.Visitar a mi nieta Luna Simone que vive en España y pasear con ella y con mi hija Isadora, por pueblitos y rincones hermosos del viejo continente. Escribir y escribir con disciplina, con técnica, con rigurosidad. Disfrutar más tiempo con mi familia. Con eso sueña Gloria Young.

Lapislázuli: ¿Quieres enviarle un mensaje a colaboradores y lectores de Lapislázuli Periódico?

G.Y.: Una página como Lapislázuli se mantiene en la medida que la nutramos de contenido, de aportes, de experiencias, de literatura, desde todos los rincones del planeta. Y nos conviene a todos y a todas las que amamos la literatura, las que no concebimos la vida sin ella y le conviene a los jóvenes que van surgiendo y a los docentes, para que la compartan con sus estudiantes y la recreen y la estudien y la imiten.
En ese sentido, hago un llamado a golpe de ternura y compromiso, a todos y a todas, para que mantengamos viva Lapislázuli. Para que la abramos aunque sea una vez a la semana y la disfrutemos y escribamos sobre lo que leemos en ese espacio tan creativo y hermoso que un día descubrí porque me envió el enlace un amigo pintor.

2010

 

GLORIA YOUNG

Artista Mes de Abril 2010

biografia

    Nació en la ciudad de Panamá, en 1952. Estudió Literatura Dramática y Teatro en la Universidad Nacional Autónoma de México, 1972 - 1976 y Ciencias Políticas y Administración Pública en la misma Universidad, 1976 - 1980. Posee una Maestría en Desarrollo de Sistemas Educativos con énfasis en Supervisión y Currículum, del Instituto Centroamericano de Supervisión Educativa [ICASE] de la Universidad de Panamá y un estudio superior en Aspectos Sociales de la Salud Reproductiva, del Colegio de México, 1998.

    Es promotora cultural, poeta, actriz, declamadora, educadora. Fue Vice presidenta y Presidenta del Consejo Nacional de Escritoras y Escritores de la República de Panamá.

Más de este Autor

    GLORIA YOUNG: ESCRITORA, EDUCADORA, GESTORA CULTURAL POLíTICA PANAMEÑA.


    Gloria Young formó parte del Comité Organizador y fue presidenta del II Encuentro Interoceánico de Escritoras en Panamá, evento donde participaron poetas, narradoras, críticas literarias, dramaturgas, de diferentes países de la América Latina y del Caribe, y de Europa. A Gloria Young la vemos que hace de todo, todo el tiempo; ella es muy activa, está en permanente movimiento, irradiando una energía que impregna el ambiente; notamos el afecto de las otras escritoras hacia su persona, y la reciprocidad en el trato. Ese liderazgo lo manifiesta con fortaleza, tanto al momento de reclamar por el respeto, la equidad, el derecho de las mujeres; así como en su permanente invitación hacia las jóvenes a expresarse, a través de la literatura y de las artes. De manera simultánea, Gloria irradia ternura, su trato suave, amistoso y maternal dibuja una conjunción de su carácter que hace que se le tome un cariño especial. Los lectores de Lapislázuli podrán apreciar estas características en sus respuestas en esta entrevista.

    Sitio Web.

    http://www.fotolog.com/gloriayoung

    Contacto