Un Homenaje a Carlos Melo, desde su micrófono asentó los aires del Vallenato en Bogotá.

Spread the love

Por: Gabriel Jiménez Pallares | Lapislázuli Periódico

 

El pasado mes de junio falleció en Bogotá don Carlos Melo Salazar, locutor y promotor cultural. Nacido en Santa Marta, frente al bello mar Caribe, fue incansable inspirador y animador del folclor Vallenato en la capital colombiana, cuando estos ritmos musicales armonizados con acordeón, caja y guacharaca aún no se habían instalado en las cumbres andinas para su disfrute en fiestas, bailes y parrandas, y para compartir el ser costeño, los sentimientos y sus expresiones culturales a través de estos aires musicales. Su voz retumbó en Radio Juventud con su programa Concierto Vallenato en la década de los años 60, hasta casi medio siglo después con su retiro de los micrófonos en la U.N. Radio, la emisora de la Universidad Nacional de Colombia.

Lapislázuli Periódico lo entrevistó en los estudios de la Universidad en 2011, cuando recordamos sus inicios y su trayectoria, cuando trajo sus sueños caribes al altiplano para estudiar Derecho, pero sus caminos trocados lo orientaron a la quijotesca labor de promover lo que traía en el alma: las hermosas melodías y composición poética de los juglares del Magdalena Grande, herederos de Francisco El Hombre. Pionero en la divulgación del Vallenato en Bogotá, los costeños esperábamos con ansiedad el mediodía de los domingos para fortalecer a través de la radio nuestro apego a las costumbres con la música de nuestra tierra. Entonces, su labor se extendía más allá de los estudios sonoros, cuando con micrófono en mano visitaba y transmitía en directo tertulias y fiestas donde el Vallenato era el invitado especial, para llegar a arraigarse en el gusto musical de innumerables familias de esta gran metrópolis poli-étnica y de diversidad cultural como es la capital colombiana.

Ya cuando el Vallenato era la música folclórica más difundida en el territorio nacional y reconocida en otros países de la región, con su colega y amigo de radio el también samario Guillermo Grosso Peralta, desde los micrófonos en la Ciudad Universitaria cimentaron en formato pedagógico el diálogo de sus anécdotas, y las entrevistas a compositores e intérpretes, en reconocimiento a sus orígenes y motivaciones, los significados de sus cantos, la destreza de sus intérpretes, argumentos culturales válidos para reivindicar la esencia del folclor en sus cultores, distanciar el concepto de las garras de su mercantilización, y mostrar al mundo el verdadero sentir y la expresión de un pueblo que se comunica con música.

A modo de homenaje a la memoria y labor cultural de Carlos Melo, recomendamos visitar la entrevista que le hiciéramos en Lapislázuli Periódico, con difusión amplia y comentarios amables. Leer Aqui