Mujer, Hazte Valer: Por, Tete Aguero

Mujer, Hazte Valer:  Por, Tete Aguero

” Soy única, indivisible, insustituíble.

Fui creada para la Procreación y

mi dignidad no debe ser pisoteada

por ningún Ser que se crea con el

insano derecho infrahumano a abusar

de mí física o psiquicamente”.  TETÉ

La dignidad es para el ser humano un valor inherente, referido al ser ” racional, libre y con el poder de crear, no sólo de hacer de su vida un modelo, sino para mejorarla, en cuanto a la toma de sus propias decisiones, haciendo uso de tu amada libertad”. 

En la vida, lamentablemente, surgen momentos en los que una MUJER, ve cercenado de manera cuasi radical, su derecho a la dignidad.

 

Desde niña, a veces, por las propias manos de quien la parió, su cuerpo es golpeado salvaje y cruelmente, a sabiendas que tan pequeño ser no puede defenderse. Otras, siendo abusada con palabras, miradas, gestos o roces en su intimidad virginal, por algún insano hombre, muchas veces, de la propia familia. Otras, acompañando crueles palizas que se hacen carne en su propia carne por la impiedad casi asesina de algún progenitor; la tierna mujercita-niña, sólo se mengua al saberse presa fácil casi todos los días de la brutalidad.

 

Muchos adultos, aún el más incapaz de reconocer que todos tenemos ” dignidad “, han hecho caso omiso a respetar éste derecho inalienable del Ser Humano, del Ser Mujer.

 

Y, durante meses y años, ésa niña y adolescente, sólo sabe de barbaridades asestadas a su cuerpo, mente y espíritu.  En una mente sana no debiera tener lugar la crueldad para abusar de la inocencia, vulnerabilidad y virginidad de una Mujer.  En un hogar la educación es el valor agregado más importante para que, situaciones ” denigrantes ” como éstas sucedan.  Voluntad e inteligencia son valores propios del espíritu humano y esto sólo lo llegan a entender los seres que tienen la educación para comprender que la dignidad debe ser respetada desde todo punto de vista.

 

Aquellos desalmados y cuasi ” animales ¿racionales? ” que debieran ser Humanos, abusan de la escasa edad de una niña por saber que su auto-nomía no la ejercerá hasta que tenga su debido uso de la razón. Es por ello aquella saña en golpear y mancillar la integridad física, psíquica y espiritual de una pequeña mujercita. Y muchas veces, éstos tiene su continuación cuando adolescente, más aún, por, pudiendo defenderse, no lo haga por su condición de ser una persona que trae desde su nacimiento, el valor intrínseco del respeto, de la humildad y de la bondad, dones de creación que la visten con las mejores vestiduras de un SER HUMANO.

 

Es lamentable aceptar que, habiendo llevado ésa vida durante gran parte de ésta, tenga continuación. De las manos salvajes de quien la parió, pasa a las manos de quien ella consideró elegir como su ” compañero ” en la vida, para formar un hogar, ése que la vida escrita le negó, ése que debe estar siempre regado por la felicidad, el amor y el respeto, por el grabar a fuego los principios y valores que se traen en la conciencia desde el primigenio instante de su Creación.  El cuerpo de la MUJER debe ser, en primera instancia, respetado y protegido por quienes son sus padres biológicos. Y debe tener su continuación, por el varón con quien ella forme un hogar.

 

Pero, mal que nos pese, la MUJER siente pisoteados sus derechos como SER HUMANO. La mayoría de las veces, por la condición con la que nació de RESPETAR a sus ¿semejantes? no se defiende del agresor.  Sabiéndose emancipada desde su cuna permite una y otra vez se le falte el respeto. Y pasa por tres etapas en el sucio proceso de cobardía de quienes le amputan hasta el espíritu con cada golpe, con cada palabra, con cada humillación, con cada ofensa: por el respeto, por la sumisión y por el miedo a perder la vida.

 

Su carne y su mente se van autocarcomiendo con cada golpe asestado.  Pero, gracias a la vida, llega el momento en que, aunque seamos ya mayores adultas,  nos cae, como se dice diariamente,  ” la ficha ” y la conciencia se despierta para decir ¡¡¡ BASTA!!!

 

Y sabiéndonos con derechos, hacemos que éstos se cumplan. Y, si nos queda algún resquicio por donde la luz nos ilumine la mente, ponemos todo en el lugar que corresponde y nos damos el merecido derecho a decir, nombrar y señalar a nuestros agresores. ¡¡¡Ya no somos presa del miedo !!! Hacemos uso de la ” dignidad ” para hacernos VALER.  Y no debemos tener PIEDAD de quienes nos denigraron como persona.  Nos vestimos ahora con la más dura de las corazas para castigar a los comunes terrenales que hicieron de nuestra hermosa creación, una impiadosa existencia.

 

¡ Y nos sentimos LIBRES ! Libres como lo somos desde el primigenio instante de nuestra creación por el hecho de EXISTIR. Por el hecho de ser MUJER, FUENTE DE VIDA.

 

Y también nos llega el hermoso y mejor momento, y es cuando conocemos a personas que respetan nuestros derechos y los hacen respetar. Y más aún cuando llega alguien especial a nuestras vidas. Esa persona, ése HOMBRE que toda MUJER soñó. Aquél que la sabe VALORAR, aquél que la sabe RESPETAR, aquél que sabe darle valor a la EMANCIPACION que tenemos y quien la sabe AMAR. El verdadero COMPAÑERO de su vida, ése que siempre se debe tener y el que, NUNCA la dañará, porque sabe RECONOCER el valor intrínseco que tienes.  El valor como persona, ése HOMBRE que te pone en el peldaño más alto y merecido, el que toma tu mano y desanda contigo el camino. . . JUNTOS. El que se mira en tus ojos y el que comparte todo contigo con el verdadero amor. Ese HOMBRE que te da el valor que tienes como MUJER.

– Teté Aguero”.

 

 

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.