Cees Nooteboom, un maestro del tiempo

Cees Nooteboom, un maestro del tiempo

El crítico Marcel Reich-Ranicki lo llamó “el gran escritor europeo”. Sus novelas y poemas son un viaje por el espacio y el tiempo. El escritor holandés cumple 85 años y lo celebra escribiendo.

“Es una peculiaridad del tiempo, que después parezca tan compacto, como un objeto indivisible, masivo, como una comida con un solo olor y con un solo sabor”. Se trata de Cees Nooteboom, que este 31.07.2018 cumple 85 años y que, a lo largo de su vida, ha hecho todo lo posible por desmentir esa observación de su novela “Rituales”. En todo caso,uno puede suponer que su propia vida también tiene diferentes sabores en el recuerdo: a la guerra, a la aventura, al éxito. El peso histórico de Berlín, el aire fresco de Amsterdam y la calidez del sur de Menorca: se creería que lleva las marcas de las fragancias de todos los continentes.

El escritor holandés nació en 1933 en La Haya y recibió nada menos que el nombre de Cornelis Johannes Jacobus Maria Nooteboom. Cees (que se pronuncia “Kees”) es la abreviación de Cornelius, y más tarde renunció a sus otros tres nombres. Nooteboom estudió en colegios católicos, pero en 1953 abandonó sus estudios, sin haber obtenido el diploma, para viajar por Europa. Cuatro años más tarde, como marinero, se dirigió a Surinam.

Periodista, poeta y novelista

En 1955 se publicó su novela “Philip y los otros”, y en 1956 su primer volumen de poesía: “Los muertos buscan una casa”. La obra “Philip y los otros” recibió el Premio Ana Frank e incluso forma parte del programa escolar en Holanda. Nooteboom se hizo conocido por sus relatos de viajes y como cronista del periódico De Volkskrant. En 1956 escribió un reportaje sobre los rusos en Budapest.
Tapa de la novela Rituales, de Cees Nooteboom. Tapa de la novela “Rituales”, de Cees Nooteboom.

Su gran salto a la fama internacional como narrador se produjo en 1980 con su tercera novela, “Rituales”, la cual fue publicada en alemán en 1985. El personaje principal es Inni Wintrop y entre el autor y él se pueden observar muchas similitudes. Por ejemplo, la educación católica, que lo ha marcado, el hecho de que no se graduara y la pérdida de la fe. El tema central de las novelas de Nooteboom son los intentos de los personajes de darle un giro salvador a sus vidas que, aparentemente, no tienen sentido y son complejas y estructuradas.

Berlín en el papel principal

Cees Nooteboom tiene una profunda relación con Berlín. En 1963 viajó a Berlín con mucho temor, ya que Alemania estaba dividida. En 1989, fue invitado por el programa alemán de intercambio DAAD para pasar un año en Berlín. Cuando cayó el Muro de Berlín, el 9.11.1989, el novelista se detuvo frente al Puesto de Control Charlie y observó los acontecimientos históricos: “Lentamente los Trabant atraviesan la frontera… La gente llora o mira asombrada como si lo que ve no fuese real”.

En el sexto capitulo de “Noticias de Berlín”, describe la caída del Muro de Berlín. Este escrito también fue publicado en periódicos holandeses y alemanes antes de su publicación oficial, en 1990. Nooteboom viajó por toda Alemania, visitó ciudades y lugares repletos de historia, edificios y monumentos que lo ayudarían a entender la historia alemana. Estaba fascinado por la dinámica de los acontecimientos: “El canto del pueblo es más rápido que sus pensamientos… y ahora saborean el gusto de su propia canción”, escribió entonces.

También, en la obra “El día de todas las almas”, publicada en 1998, Berlín jugó un papel muy importante. Un año más tarde se publicó en alemán con el título “Allerseelen”, y la crítica la calificó como una “gran novela europea”.

Cees Nooteboom. Cees Nooteboom.

Cosmopolita y trotamundos

“Los zorros vienen de noche”, publicada en 2009 reflexiona sobre la memoria, la vida y la muerte. La novela “El desvío a Santiago”, de 1992, contiene 28 fotos de su segunda esposa, Simone Sassen. Como ya lo delata el título, Nooteboom se preocupa más por el camino que por llegar a la meta. Relata el derrotero espiritual con destino a Santiago de Compostela. En “Cartas a Poseidón” (2012), reflexiona sobre la vida cotidiana, sobre Dios y los mitos antiguos.

El poeta siempre fue un viajero, y hasta el día de hoy documenta todos sus periplos en ensayos. Su editor, Raimund Fellinger, informó que “el próximo año se publicará una nueva novela sobre Venecia”.

El reconocimiento de Nooteboom es mucho mayor en Alemania que en su país natal, donde a pesar de su obra temprana, sigue siendo un escritor poco vendido. En la primavera boreal de 2018, la editorial alemana Suhrkamp publicó el libro bilingüe de poesía “Mönchsauge” (Ojo de monje) donde el autor evoca la conexión entre este mundo y el mundo de los muertos: “Silencio, fumar, escribir, silencio, la luz sobre la duna / pero la torre está ahora desierta”.

Autora: Sabine Peschel (BT/CP)

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.