28º Festival Internacional de Poesía de Medellín Julio 14 al 21 de 2018

28º Festival Internacional de Poesía de Medellín Julio 14 al 21 de 2018

28º Festival Internacional de Poesía de Medellín
Julio 14 al 21 de 2018

 

Poesía, chamanismo y cantos originarios
Pensar y soñar desde Nuestra América

Hay una música que me invade sin cesar,
es la poesía, la música del alma
Rita Mestokosho (Nación Innu, Canadá)

 

Con el 28° Festival Internacional de Poesía de Medellín, a realizarse del 14 al 21 de julio de 2018, celebraremos el advenimiento de las voces y visiones de los pueblos originarios, que nos permitirán pensar y soñar desde Nuestra América. Celebraremos la presencia aborigen, entre un pueblo que ha estado al cruce de caminos de muchas violencias; un pueblo herido por el fratricidio, que se sanará y transformará con su esperanza activa, siempre firme en su amor a la poesía.

El canto de los pueblos ancestrales es la Poesía que nos entrelaza al primer sonido, a la visión y experiencia de las fuentes; su palabra, su memoria y su conocimiento, nos darán las claves para afrontar la realidad de los tiempos actuales, en caótico vector de destrucción a escala planetaria. En este sentido, el pensador Noam Chomsky ha afirmado: “Los países más avanzados están conduciendo el mundo al desastre, mientras que los pueblos hasta ahora considerados primitivos, están tratando de salvar al planeta entero. Y a menos que los países ricos aprendan de los indígenas, estaremos condenados todos a la destrucción.”

Es el tiempo de escuchar a quienes esta civilización, sustentada en la barbarie, ha silenciado y exterminado. Es el tiempo de celebrar el advenimiento de la voz que nos traerá la modulación del origen, la voz que nos recuerda la suprema alianza de las potencias del mito con las fuerzas de la vida triunfante.

De las adquisiciones humanas, el pensamiento mítico ha sido el gran aliado de la vida en la Tierra. El poder del símbolo se hace presencia milenaria en la vida de los pueblos originarios y nos dona la visión colectiva, la acción desencadenante de las potencias que le darán una nueva significación y un nuevo sentido a la existencia.

Desde los orígenes del Festival Internacional de Poesía de Medellín, ha sido esencial la presencia de los poetas y chamanes de los pueblos indígenas. Su participación ha posibilitado una noción más profunda y más amplia de la experiencia poética. La comunidad que le da sentido al Festival, con su asistencia y lúcida participación, se entrelaza a las potencias ancestrales, con los dones de la auténtica tradición oral, con el canto ritual y así su conciencia expande su dominio y enriquece su experiencia de la vida.

El Festival será el acontecimiento en el que los pueblos aborígenes manifiesten su percepción del mundo, sus cosmologías, sus reclamos y sus sugerencias como culturas que tienen un saber milenario, muy respetable y necesario en nuestro tiempo. Como expresara Henry Miller, en su libro El tiempo de los asesinos: “Los pueblos originarios en general son poetas de la acción, poetas de la vida. Si fuéramos sensibles a lo poético, no permaneceríamos insensibles a su manera de vivir; habríamos incorporado su poesía a las nuestra, habríamos infundido en nuestras vidas esa belleza que impregna la suya. La poesía del hombre civilizado ha sido siempre exclusiva, esotérica. Ha causado su propia muerte.”

Colombia, Latinoamérica y el mundo entero requieren, con mucha urgencia, superar el individualismo patológico, al que nos condena el rol de la vida actual, inscrita en la globalización de una economía basada en la devastación y en el exterminio de la vida en el planeta. Los pueblos originarios del mundo, son los más autorizados para dar a conocer formas de vida comunitaria y así realizar un gran aporte a la generación de un sentido de coexistencia colectiva armónico, en beneficio de las ecologías humana, mental y medioambiental, tan necesarias en el momento histórico actual de Colombia y del Mundo.

Esta convocatoria, es realizada desde Medellín, una ciudad latinoamericana; motivo para abordar otro aspecto o eje temático, esencial y pertinente, que hemos denominado “Pensar y soñar desde Nuestra América”.

Nuestra América, expresión que José Martí inmortalizó, es la soberana conjunción del mito y la utopía. Poesía es su gesta milenaria, por obra de los pueblos amerindios. Poesía sus luchas, su resistencia, su asombroso don de crisol donde reverbera la vida nueva, la realidad esculpida por las manos de la esperanza que aún pervive en la aventura humana. Aquí, el peso de la imaginación y del sueño le dan forma a esta policromía de maravilloso mestizaje étnico y cultural que nos caracteriza.

¿Dónde queda nuestra tragedia latinoamericana, dónde el horror al que está sometida una gran cantidad de habitantes de estas tierras, vulnerada su esperanza, dadas las terribles condiciones de sus vidas, de su subsistencia, de su dignidad?. ¿Qué de toda la tierra arrasada, de ríos en peligro de perecer, de tantas especies en peligro de extinción? ¿Qué de todas esas etnias que han sido diezmadas y que aún siguen abocadas al hambre, a la abyección y a la fuerza bruta del capital exfoliador? ¿Qué de todas esas lenguas ancestrales desaparecidas y las que están en peligro de desaparecer? ¿Qué de todos los problemas que carcomen la existencia latinoamericana? ¿Qué de la alienación galopante, inducida por el rol del capital globalizado, que fractura cualquier identidad cultural e instaura una confusión, una deriva sin rumbo alguno que no conduce a ningún puerto?.

Es urgente rescatar el pensamiento y la poesía que alimentan la renovación y la integración de nuestras fuerzas espirituales, culturales y sociales. Es urgente mantener viva la memoria y valoración de todos los fundadores de este devenir, gestores de un porvenir radiante, pleno de realizaciones, de sueños que se han de cumplir.

Se trata de que todo un subcontinente tenga la suficiente claridad de sus orígenes, de su historia, de su desgarradura; junto con todo eso, está la gran herencia con ímpetu de renovación que tiene como eje nuestras raíces y destino comunes, nuestros poetas, pensadores y artistas que han visualizado esta tierra y sus pueblos como el lugar del surgimiento de una nueva cultura, liberada de sus yugos seculares, abierta al futuro para las nuevas generaciones.

En esta perspectiva, intervendrán 25 poetas y chamanes de las etnias ancestrales del mundo con sus cantos, rituales, conferencias y conversatorios. De manera conjunta, participarán 100 poetas, artistas y pensadores de los cinco continentes. Enriquecerán los contenidos y temas del Festival, pensadores y estudiosos que convergerán y alimentarán la conciencia colectiva con sus visiones y dilucidaciones; entre ellos han confirmado su presencia el investigador de los mitos Carl Ruck (Estados Unidos), el ensayista, historiador y dramaturgo Luis Britto García (Venezuela), la líder Aída Quilcué (Pueblo Nasa, Colombia), los antropólogos colombianos Jaime Caycedo y Alejandro Marín Valencia, y los premios Nobel Alternativos Nnimmo Bassey, activista en la defensa del medioambiente y poeta (Nigeria); Jumanda Gakelebone, vocero y defensor del pueblo indígena bosquimano (Botsuana) y Fiore Longo, en representación de Survival International.

Otros poetas, artistas y pensadores que han confirmado son: Nicolás Antonioli (Argentina), Ali Cobby Eckermann (Nación Yankunytjatjara/Kokatha, Australia), Virna Teixeira (Brasil), Rayen Kvyeh (Nación Mapuche, Chile), Oscar Saavedra (Chile), Zhao Lihong (República Popular de China), Jotamario Arbeláez, Javier Naranjo, Tallulah Flores, Miguel Iriarte, Selnich Vivas, Álvaro Marín, Víctor López Rache, Jorge Marel, Juan Guillermo Sánchez, Aníbal Arias, Marisol Bohórquez, Elizabeth Torres, Pedro Licona, Carolina Bustos Beltrán, Andrés Uribe, Steven Anderson Quintero, Martín Cruz, Isabel Cristina Bustamante, Miguel Rocha, Daniela Cañaveral, Mariana Ossa, Jennifer García, Johana Carvajal, Paty David, Claudia Chaverra (Colombia); los chamanes Querubín Queta (Nación Cofán, Colombia), Berito Kuwaruwa (Nación U´wa, Colombia), Taita Víctor Jacanamijoy (Nación Kamsa, Colombia), Miguel Izquierdo (Nación Iku), el artista plástico Francisco Cabanzo, los músicos Íkaro Valderrama, Jaime Nevado, Julián Conrado y el cantante y músico de rock Edson Velandia (Colombia); Yansy Sánchez Fernández (Cuba), XXIII Premio Revista Gaceta-Revista Prometeo; Omar Pérez, Carmen González Chacón (Cuba), Siomara España (Ecuador), Ahmad Yamani (Egipto), Carlos Ernesto García, William Alfaro (El Salvador), Lance Henson (Nación Cheyenne, Estados Unidos), Sherwin Bitsui (Nación Navajo, Estados Unidos) y Rex Lee Jim (Nación Navajo, Estados Unidos), Aurélia Lassaque (Francia), Nekma Coy (Nación Maya, Guatemala), Khadijatou Doyneh (Guyana/Inglaterra), Waldina Mejía (Honduras), Manal Al Shaik (Irak), Birgitta Jónsdóttir (Islandia), Flaminia Cruciani (Italia), Gozo Yoshimasu (Japón), Mohamed Ahmed Bennis (Marruecos), Eutiquio Jerónimo Sánchez (Nación Náhuatl, México), Juan Gregorio Regino (Nación Mazateca, México) y el pensador Gustavo Esteva (Mexico), el cantante Dorjdagva (Mongolia), Bayasgalan Batsuuri (Mongolia), Warren Warbrick (Nación Maori, Nueva Zelanda), Magdalena Camargo (Panamá), Manibinigdiginya (Nación Kuna, Panamá), Alba Eiraji (Nación Guaraní, Paraguay), Katherine Medina (Perú), Nicole Cecilia Delgado (Puerto Rico), Nikolái Oorzhak (Tuva, Rusia), Valentin Tszin (Rusia), Fredrik Prost (Suecia), Christian Haller (Suiza), Hector Kunene (Nación Zulú, Suráfrica), Hilal Karahan (Turquía), Sainkho Namtchylak (Tuva), Horacio Cavallo (Uruguay), Nguyễn Xuân Anh y la cantante Huỳnh Thị Quỳnh Hoa (Vietnam), Stella Chiweshe (Zimbabue). Se espera confirmación de Jamal Bin Huwaireb (Emiratos Árabes Unidos).

Dentro de las 110 actividades programadas, habrá 30 actividades formativas entre cursos, talleres, conversatorios, paneles y conferencias, en el contexto de la 22 Escuela Internacional de Poesía de Medellín. También intervendrán grupos musicales entre los que destacamos el grupo de rock Su Yang de la República Popular China, que fusiona los cantos ancestrales al sonido del Rock.

Sea esta una amorosa invitación a participar activamente en este acontecimiento, que invoca la sensibilidad de los pueblos y de todos los que luchan por la construcción de la paz con justicia social sanando y enriqueciendo la vida, el lenguaje y una cultura de la vida, la coexistencia en paz y la reconciliación.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.