Hoy
Edición No 62 .Domingo 11 de Diciembre de 2011

ENERO

 

 

 

 

MAYO

 

 

JUNIO

 

 

 

 

 

OCTUBRE

 

 

 

 

¡FELIZ NAVIDAD!

Les desea la Fundación Artística y Cultural Lapislázuli

    La Navidad llega a Lapislázuli y nuestras páginas se engalanan de su espíritu para compartir con nuestros lectores los buenos deseos y la felicidad propios de estas épocas. Un deseo de Navidad que está presente en los diversos actos de paz en donde entran en diálogo el respeto, la inclusión, la pluralidad y la tolerancia.


    “Cuando lo sueñes, se hará realidad” es el lema que ha sido parte de nuestro proyecto hace ya cinco años, y ahora, más que nunca se resinifica de manera especial en esta época en la que el poder de la palabra brilla con su máximo esplendor para ofrecer la posibilidad de hallar una conexión entre el anhelo particular de cada individuo, y los sueños colectivos. Una época en que los deseos y las aspiraciones conjuran para permitir que se den las transformaciones sociales que construyan un mundo mejor.
    Entre los obsequios que llevaban los reyes magos al recién nacido, estaba el incienso, la mirra y oro como metáfora de la esperanza que hallaba la sociedad en aquel ser que requería una sociedad más justa, con valores y principios en donde primase el amor por el prójimo.
    Hoy ese anhelo lo sentimos desde Lapislázuli fundamentado en las palabras, pues en ellas en su esencia aparece la capacidad de conectar nuestros sueños con la energía transformadora del universo, y poner en diálogo nuestros corazones a partir del arte, para así reconocer como entre todos nuestros corazones, hay sueños en común que esperan el instante para hacerse realidad.
    Hace 167 años Charles Dickens describió en su cuento “Una canción de Navidad” aquellos valores espirituales que exaltamos de la Navidad como lo son la solidaridad, la compañía, el afecto, el deseo y el amor; y sin embargo, aquello que se escribiría en esa época, hoy en día siguen formando parte de los referentes que la anhela, pues se hacen tan vigentes como la necesidad de pensar la Navidad como algo más trascendental al fenómeno de consumismo comercial.


    Agradecemos a cada uno de los escritores, músicos y artistas que formaron parte de Lapislázuli durante este año, y de forma constante siguen trabajando para llevar un mensaje de un mundo mejor. Por ello, a modo de presente, quiero este año embotellar mi sueño y lanzarlo al mar, al aire, para que en los confines de algún lugar distante de esta tierra ilumine, e inspire alguien a soñar. Y sobre todo, gracias a usted, estudiante, trabajador, artista, niño, que nos leen por dedicar el tiempo para detenerte en este portal y atreverte a soñar.
    Con la certeza que seguiremos dando lo mejor de nosotros para ustedes  

    Lapislázuli Periódico desea para el 2012



     

    FELICES FIESTAS

    Oda a la Ignorancia
    Por: Sara Gaviria Piedrahíta (Colombia)


    No quiero leer intelectuales, pensadores, filósofos, ni a sus amigos. Es más no quiero leer. Cuando empecé a leer mis dificultades iniciaron. No fueron simples discrepancias en temas, contextos o gramática.
    Las dificultades vienen cuando aprender a leer implica asistir a uniformadas instituciones en las que con cuadernos cuadriculados se anuncia la llegada de los problemas reales.
    En  definitiva es mejor la Ignorancia ¿acaso encontrar mundos fantásticos en la lectura es mejor que crearlos entre juegos? A mí que no me metan gato por liebre. Si se llega a este mundo ignorante debe ser que así se vive mejor.
    La vida anda bien hasta que se inicia a aprender. Hasta que lenta y progresivamente se va perdiendo la Ignorancia con la que se nace. Se hacen intentos rebeldes por mantenerla y se planea cuidadosamente “la trampa”, “la copia”, “el pastel, para conservar virgen la Ignorancia. Mientras que, quien no necesitas de esto, el chico listo de clase es rechazando natural y acertadamente por el grupo.
    Y sí, es que la Ignorancia es atrevida. Por eso me gusta. Para ser ignorante no se necesita estar basando las propias ideas en gente esquelética bajo tierra a muchos kilómetros de donde se esté. Para ser ignorante basta decir,y ya. Una idea ignorante no se suscribe corrientes que dicen tener la razón, sólo es, y ya. La Ignorancia no necesita a nadie. La Ignorancia no sufre del vértigo que producen las alturas y que padecen quienes están arriba. La Ignorancia vive abajo, alegre, libre. Y lo mejor, no se necesita justificar nada de lo que se haga o se diga porque no es más que fruto de la Ignorancia. Y sí, es que la Ignorancia es atrevida por eso me gusta.
    Me aferro a la Ignorancia que me queda. Y me río de los que tienen fe ciega en lo que digan los libros. Me río también de los que ciegamente contradicen todo lo escrito. Me río de esos que para poder hablar tiene que citar a más gente muerta que un espiritista.
    Yo digo mis cosas bajo el seguro argumento de “porque sí,” “porque no”  y  “porque me da la gana” ¿Acaso puede haber alguien capaz de contradecir esto? Mis razones son puras y sinceras. Salen del sentimiento no necesitan explicación.


    Y si bien es cierto que la Ignorancia es un freno al desarrollo, a los avances culturales y sociales, también es cierto que el llamado desarrollo no ha sido sino el gestor de la dependencia de unas naciones a otras. Que los inventos no han permitido más que destruir nuestro planeta. Que la tecnología nos ha hecho alejar de nuestros hermanos y de nuestras raíces. Que la ciencia ha traído consigo enfermedades y experimentos macabros. Que el avance solo ha permitido ampliar las guerras. Que la escritura ha sido desde que nació una herramienta a favor de la esclavitud y la dominación.
    No quiero escuchar racionalistas, científicos, estudiosos, ni a sus amigos. Ellos han convertido el alma en una función neuronal. Se han negado la magia que trae creer y con ello limitan tristemente el mundo, el mundo que está lleno de misterios con los que se vive mejor sin analizar. Ya sé, es una idea ignorante y medieval, pero me hace feliz saber que los humanos somos más que pedazos de materia ambulante. Prefiero una felicidad idiota y manipulada que un amargo conocer. Prefiero reír con mentiras que llorar con verdades.
    Cuando veo un bobo feliz tirado en la calle de algún pueblo deseo que nadie nunca le quite su bobada. Sin ella entraría en la amargura de pensar que no sabe, que no tiene, que no puede, que necesita. Quiero ser un bobo feliz, quiero reír con bobadas y no amargarme con teorías irrefutables que cambian cada siglo. Sí, yo prefiero no conocer muchas cosas.
    Me disculparán ustedes gente inteligente lo vacío e incoherente de mi discurso. Pero es producto de la Ignorancia que aún tengo y cuido.

 

 



El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Loading


MEMORIA
Por: Teresa Ballester (España)


La serpiente me quedó más gorda de lo previsto. Sí papi, la tuya se zampó dos elefantes. Y ahora, que olvidaste mi nombre, me pides una boa constrictor. Contacté, por internet, con un chico que anunciaba una  colaroja de un metro de larga y mansa de carácter. Su precio, ciento veinte euros, no me pareció ni caro ni barato, las boas nunca han sido una prioridad en mi vida, como es natural; aunque después de leer la cantidad de personas que venden, compran e incluso solicitan acogida para sus boas durante las vacaciones, no sé si natural es la palabra. Feliz cumpleaños principito.

 

 

¡Mírame! Y por tu bien no llores
Por, Joselyn López

¡Mírame! Y por tu bien no llores
que lindas son nuestras mañanas
pintadas de armónicos colores.

¡Mírame otra vez! Por mi amor no llores,
que si el alma está herida,
una frase es consuelo de aflicciones.

Sueña que la realidad se evaporiza como
el agua lo hace en los rincones.

Porque:
Hasta que existan,
bellas miradas entre dos.

Hasta que las palabras de aquel que te habla,
suenen como una angélica voz.

Hasta que exista por amar a alguien,
un infortunado dolor.

Siempre habrá una fuente de vida:
¡Poesía y amor!

 

 

 

 

© 2011 Fundación Artística Cultural Lapislázuli

lapislazuliperiodico@yahoo.com

Para la reproducción total o parcial de los contenidos de este sitio por favor leer Licencia Creative Commons Diseño Web: jischal