Lapislázuli Periódico - Cuando lo sueñes, se hará realidad



23 de marzo de 2012
                                                            
DESASOSIEGO DE UNA CIUDAD QUE SE QUEDA SIN VIVOS
Por: Lapislázuli Periódico

 

Obra: Yellow Taxi o La Esquina o Cómo murieron los Futbolistas que Mataron a Karim,
Director: Víctor Viviescas
Compañía: Teatro Vreve

La semana pasada Lapislázuli Periódico visitó Teatro de Garaje (espacio alternativo) con todas las expectativas del caso para ver la resonada obra “Yellow Taxi… o La Esquina… o cómo murieron los futbolistas que mataron a Karim” del dramaturgo y director Víctor Viviescas; y la puesta en escena del grupo Teatro Vreve que vienen generando adeptos desde que se estreno a finales del 2011.
(Parking) Quizás no sea tan casual el hecho que es en este tipo de lugares donde el tiempo se nos convierte en un don preciado el cual valoramos contando cada minuto. Dentro del Teatro de Garaje el espectador desde un comienzo es confrontado por todos los aspectos que conforman la obra, y es exhortado a reflexionar en torno la forma en que concibe el mundo pues sabe que allí cualquier cosa puede suceder.


Y justamente allí acontece. O mejor dicho, deja de acontecer lo que le da sentido a la obra, pues a pesar de carecer de grandes acciones y hazañas complejas, desde la palabra se genera una atmosfera en la cual se nos confronta como seres humanos, entre miedos prejuicios para ver nuestros matices; Y así, toma prestado parte de nosotros para re significar los espacios y las cosas que hemos venido invisibilizando en el cotidiano; aquellos lugares, cosas y personas que hacer parte de lo “común” y empezamos a pasar por alto.
La obra en apariencia es simple de narrar pues trata de la espera de un grupo de personas que están envueltos en el drama de las pandillas. A partir de cierto momento, comienzan a esperar que ciertos acontecimientos sucedan para ellos actuar y cumplir con su plan de hacer un ajuste de cuentas. Desde esta situación de esperar que las cosas sucedan, el desarrollo de la obra, y los vericuetos que ésta toma nos invita a pensar y evocar nuestra historia. La obra inicia para el espectador desde un lugar cómodo, y nos sitúa en la distancia donde los hechos nada tienen que ver con nuestra realidad, pero a medida que pasa vemos que en ese mundo atravesado por lenguajes dramáticos y retorico, diálogos y monólogos recargados se nos habla de una realidad próxima, hasta el instante en cuestionar que haces sentado allí, y te hace reflexionar cuál es el rol que cumples dentro de esta historia.
Muerte, asesinatos, drogas, futbol, sexo y venganza no podría faltar en la historia de este país; Una historia que nos evoca y nos lleva a pensar en nuestras vidas y los miedos que llevamos dentro. Los fantasmas y los muertos que este país tiene presente. Del lugar que cobra nuestra memoria en la sociedad. De Andrés Caicedo, de las drogas. De los muertos que día a día no parar de buscar la verdad en una sociedad de esta repleta de gritos sordos y los cuales se han vuelto parte de nuestra cotidianidad.


En el juego de la vida, el obra se ha apoderado del escenario, y nosotros convertidos en personajes de la misma; en donde día a día no salimos del absurdo de esperar a que las cosas sucedan, y mientras nuestra vida va pasando.
“Yellow Taxi… o La Esquina… o cómo murieron los futbolistas que mataron a Karim” es un nombre bastante largo para mencionar, y más si tenemos en cuenta que la vida es corta a la hora de encontrarle sentido. Por ello, pareciera que la invitación es  dejar de ser y actuar.  Pasar del lado del espectador para convertirse en protagonista, o simplemente, darse cuenta que hemos sido todo este tiempo parte de aquella historia que aún no termina y donde se nos pregunta, ¿ahora qué vamos haces?  “¿de qué color son mis ojos? Y usted….los puede ver? De qué color son mis ojos” se pregunta una vez más el personaje que está enfrente de ti.
No hay telones ni disfraces. Es puesta en escena contemporánea que deja atrás el teatro clásico, los telones, y los disfraces y nos hace re pensar la vida desde otro lado    y en medio de la exploración de propuestas y lenguajes acerca el teatro más a la vida, al cotidiano, a nuestra realidad. Por ello, en  algún momento de la función, el público siente como se quiebra la cuarta pared: aquella que divide el escenario y el mundo real, y el espectador, se cuestiona en qué medida somos parte de esa realidad.  Ser en un mundo fuera de convencionalismo en donde ya no representamos sino simplemente somos.  Allí las pocas luces que hay encandilan nuestros rostros, palabras que se repiten y hacen eco en nuestra mente, proyecciones en medio de la realidad con títulos que nos recuerdan que ya estamos en el siglo XXI, y muchos más es el universo de allí lo que hace que dudes por un instante ¿de qué lado estas parado?


Una obra que sin duda vale la pena ver y volver a ver para cuestionar nuestros paradigmas y todo aquello que empezamos asumir como convencional. Una obra para imaginar y cuestionar sobre nosotros mismos. Una obra que simplemente se deja disfrutar para pasar un rato agradable en un lugar en el que generalmente…o mejor casi siempre, dejamos que el tiempo se convierta en un tesoro.

 


Tercera semana de temporada de YELLOW TAXI o LA ESQUINA  Viernes 23 y Sábado 24  FESTIVAL ALTERNATIVO DE TEATRO DE BOGOTá
Donde: Teatro de Garaje
Carrera 10 # 54a-27, 111121 Bogotá, Colombia
Cuándo:      viernes 23 y Sábado  24 de Marzo 2012  7:30 pm
Más información: 3102055075
Link: Evento

 

 

 

 

comentarios

Biografía