Lapislázuli Periódico - Cuando lo sueñes, se hará realidad



 

VIRTUDES  Y PROBLEMáTICA DE LA PROMOCIóN DE LECTURA

 

por. Martha Ruiz Torres

VIRTUDES  Y PROBLEMáTICA DE LA PROMOCIóN DE LECTURA
Miradas al interior del oficio en Colombia.

Bogotá D.C Nov 2009.

Aunque se trató de una celebración por los méritos humanos y sociales de la promoción de lectura, en El Segundo Encuentro de Promotores de Lectura en Bogotá también hubo espacio (y bastante) para las incomodidades; tanto las congénitas al propio oficio, como de los múltiples ámbitos donde se desarrolla esta actividad que requiere, ante todo, convicción personal, pequeñas acciones que entretejidas pueden obtener, con una juiciosa reflexión, logros mas o menos visibles, donde no importa mucho la cuantificación sino la voluntad de aprender a pensar y aprender a escuchar.
Dicho encuentro estuvo enmarcado por la sensibilidad  pero también objetividad de “las voces de la experiencia” al narrar historias ocurridas a lo largo del país. Los relatos íntimos sobre por qué y cómo ejercen esta actividad, se enlazaron en cada expositor con análisis críticos e históricos de la promoción de lectura y del aprendizaje factual de quienes la desarrollan.


Entre los participantes al evento contamos con Silvia Castrillón, Directora de Asolectura y una de las primeras promotoras reconocidas en el país. Ella hace una fuerte crítica de los casi 40 años que lleva esta práctica en Colombia: “No creo en la promoción de lectura”, afirma.   “Es un resultado no positivo, frustrante. Hay enormes satisfacciones personales para unos pocos. (Dicha gestión) ha sido paternal, autoritaria. Existe un problema de exclusión social”. En lugar de grandes instituciones, Silvia cree en “el trabajo a escala pequeña de personas (bibliotecarios, maestros…)”. Afirmación que mas adelante fue corroborada por diversos expositores, especialmente Beatriz Robledo (Subdirectora de la Biblioteca Nacional), quien agregó: “resulta muy enriquecedor el trabajo colaborativo – interdisciplinario.” Una labor que se alimenta de las diversas fuentes del conocimiento: pedagogía, bibliotecología, psicología… y por supuesto, la interacción con madres y padres de familia. Mediante este tipo de lecturas se construyen conocimientos de manera didáctica y colectiva. 


Con respecto a la lectura en el ámbito escolar hubo diversos criterios. Silvia considera: “la escuela es la gran opción de fomentar la lectura, pero  este oficio no se debe realizar en función de la clase sino en función de la lectura cotidiana.” Al presentar su “Cartografía de una promoción de lectura”, Beatriz cuenta: “mas que promoción … se hablaba de cómo transformar los espacios lectores en la escuela… En estos espacios, la lectura es un medio de acercamiento entre profesores y estudiantes… no tiene por que ser mala; se trata de encontrar los métodos para intervenir enseñando sin sacarle el ángel a los textos….” Dichas estrategias, es claro, no son mágicas ni definitivas; se desarrollan a través de la experiencia al “leer”, de acuerdo con el contexto, las necesidades de cada auditorio. En todo caso, como dice Silvia, es necesario “tener preparados todos los sentidos para comprender y allanar el camino a una buena comunicación con los niños”.


De acuerdo con Beatriz Robledo, una problemática que enfrenta la promoción de lectura es la inestabilidad de los bibliotecarios públicos debido a la politiquería, lo que conlleva una baja autoestima profesional, ya que tales funcionarios están sometidos a la permanencia y directrices de quienes ostentan el poder. Beatriz también hace especial advertencia en las dificultades en zonas de guerrilla y paramilitarismo;  recalca el valor de la literatura para la noción y la reconstrucción de sí mismo… La lectura permite el conocimiento y respeto por el otro, (de manera que) contribuye a la reconstrucción de tejido social”.


A su turno, desde “Palabras que acompañan”, programa que se realiza con niños hospitalizados, Johanna Lobo opina: “La lectura … está vinculada con la sensibilidad, la calidez un tanto materna. Lectura y escritura sanan el cuerpo… Por medio de la lectura y la escritura hay niños que recuperan su nombre en un lugar donde a menudo se les designa sólo con un número. Se constituye la identidad propia del niño, de lo que es, lo que piensa y lo que sueña… La alfabetización pasó de ser la decodificación de signos a un acompañamiento afectuoso y constante”.


Podemos decir que en este encuentro tanto Johanna, como  la psicoorientadora barranquillera Liliana Martes representaron a “Beatriz” de la Divina Comedia dantesca, ya que de sus relatos (comparables con una dulce y mágica compañía), pasamos a los infiernos de la violencia antioqueña vividos por Luis Bernardo Yepes , quien recordó de manera visceral que todas esas historias de bombas y muertos, de paras y guerrilleros, si existen, aunque muchos no las hayamos experimentado tan de cerca, sólo por las noticias. Esta situación nos conmueve por haber cegado la vida de muchísimas, pero muchísimas personas, incluidos el caballeroso Andrés Escobar, futbolista que alegró una tarde de lectura en la biblioteca, y varias almas dedicadas a la tarea de incentivar este trascendental oficio. Por semejante experiencia Luis Bernardo es contundente al iterar de manera esperanzadora: “No queda más que insistir, defender… atreverse” es el poder transgresor de la literatura.

Links relacionados:
http://nutabe.udea.edu.co/eibpublicas/especialistas.htm/Grupo de Investigación en Biblioteca Pública/Silvia Castrillón
http://www.cuatrogatos.org/6yepes.html/Luis Bernardo Yepes.

Director delGrupo de fomento de la lectura de las bibliotecas en Comfenalco-Antioquia.


 

comentarios

Biografía

 

Ingrid González Narciso Serrano Camilo Rojas Nace una nueva legión para salvar el día de la tierra EDITORIAL Carmen Helena Maturana Ana María Fernando Actualidad Martha Yaneth Ruiz T CREACIóN LITERARIA Homo Gris, por Felix Hugo Noblecilla Aquí Jary Samara Meneses Edna Camelo Amarillo Tropical Eventos Taller Internacional Dramaturgia Jovenes Talentos en Letras con Jorgelina Cerritos William Alberto Salazar Castellanos Abelardo Leal Gabriel Jiménez Pallares María Daniela Cárdenas SALóN FUNLAZULI Alejandro Jiménez Schroeder PERFILES CONTACTO ZEITGEIST, La Película Planeta de bolsillo, por Lilia Gutiérrez Riveros Ciudad y niebla, por Laura Burbano Bonsái, por Silvia Lilet Ortíz Marín ESTILO La incultura de la Educación, por Martha Yaneth Ruiz Alejandra Zarhi Jischal Andrés Filsoleil QUIENES SOMOS Leidy Yurani Cubillos Pinilla Obed González Moreno ¡Ay Joe! Lloramos tu partida, pero seguiremos bailando con tu legado, por Martha Yaneth Ruiz Cúpula - Lucero , por Yudit Josefina Cedeño Rivero Niñi Escucha las vibraciones en Alta Frecuencia 01. Día Internacional del Agua Fefner Bermellón Edelmira Pinto Moreno Camilo Andrés García Salcedo Taller de Redacción de Ensayos Literarios (2011)finalizó Fernando Pineda Stefanny Bricet Parra ángela Henao Munevar LAPISLáZULI VERDE Ruy Sánchez: el dueño de la única ciudad con caderas, por: Andrés Laverde Ortiz APRENDICES álvaro Bulla Archivo Perla Fuentes Daniel Alarcón Osorio DONACIONES Jenny Andrea Moreno Rincón María José Montañez León Entrevista Estercilia Simanca Pushaina Héctor Cediel Guzmán Paz, por Vilma Lilia Osella Manuel Sebastián Jiménez T.(q.e.p.d) Vito Nenazifar Luisa Fernanda Becerra CINENCUENTRO Recomiendanos Links» Edgar Hans Medrano Mora Palabras que ni el tiempo ni el silencio apagarán, por Alejandro Jiménez Schroeder AULA MUNDO DE SUEÑOS Victor Hugo Gajardo Olivares Javiera Gallardo Juan Carlos Carvajal Los individuos invisibles de las redes sociales Mariana Garavito LICENCIA Esmeralda Zabala González Mauricio Rodríguez AMIGOS ¡¡¡TODOS A ESCRIBIR!!! Natalia Rodríguez Carlos Alberto Polo LAPISCITOS Myriam Luz Buitrago Acacia Mateos Portobello, por:Anabella Molina EXPRESARTE ETNIAS Manuel Suárez III festival mundial de ECOPOESIA 2011 tumbes – Perú“Ecopoesía: raíz y voz de la tierra” Plan lector resoñadores, por FUNLAZULI Franz Floyd Carlos Julio Cubillos Pinilla Mariana García José Luis Palacios Seis cosas que podrías hacer para ayudar a cuidar nuestro planeta Laura Benítez Alexandra Quintero Yuly