Edición No 41. Domingo 30, Mayo 2010|
 

Poesíalapiz

La soledad no es una intrusa en Buenos Aires

La soledad no es una intrusa en Buenos Aires
es pura vida
se recuesta en esquinas
acuclilla en mitad de las veredas
entre risas histéricas
machea
en mesas de café libre de humo
va a cuestas del bastón en la llovizna
a caballo del celu en caminata
dormita lunas entre orinas y cartones
sube a tu imagen
la que aún transita
Callao y Santa Fe
entre neblinas
tu textura de sol por las laderas
se diluye
amor amor
tras el otoño
sos de garúa
del escribiente sueño
espuma
polvareda de álamos
garabatos de lunes
granizo
en mitad de la meseta.

Hilos de mar
hilitos de memoria
alguna vez
dimos a luz la lluvia
fecundamos la arena.

 

 
Lapiscitos

logo

Lapislázuli Verde
  • logo
Cinencuentro

logo

Aprendices

logo