Lapislázuli Periódico - Cuando lo sueñes, se hará realidad



 

Muerte Creencias y Cultos

Por: Mariana Garavito P.

"Nos engañamos al considerar que la muerte está lejos de nosotros, cuando su mayor parte ha pasado ya, porque todo el tiempo transcurrido pertenece a la muerte."
(Lucio Anneo Séneca)

 

Muerte, uno de los fenómenos que más angustia genera al ser humano, angustia que tuvo el mismo antecedente del temor a los truenos y a los rayos del hombre prehistórico, y que como aquel ha tenido muchas explicaciones, desde considerarla un acto de los dioses, fuese por castigo o por beneficio, hasta el análisis científico complejo de cómo tienen lugar y que sucede mientras se produce. Pero como los truenos, aunque el hombre comprenda a cabalidad como se produce el fenómeno y que implica, no ha podido perder el miedo que estos le producen, aun cuando tiene mecanismos de protección o de precaución.


Pero a diferencia de los truenos, la muerte se ha configurado en algo más poderoso, tal vez porque el hombre le ha dado más significado y porque se ve directamente afectado. Pero además, la muerte ha logrado alcanzar la categoría a la que jamás llegara el trueno: la consideración de antinatural. Concepto alcanzado por la evolución histórica de este concepto en la humanidad, que se ha tejido minuciosamente con el desarrollo de la tecnología, especialmente de la tecnología médica, así al tiempo que el chaman aprendió a ver la muerte como natural e irreparable, después la religión trajo el castigo divino y el médico como un observador de agonías, que luego se convirtió en una posibilidad para alejar a la muerte que era una falla de la vida, hasta el día de hoy que el médico es casi un guerrero omnipotente que media entre la vida y la muerte y que se para frente a la muerte aberrante y pretendiendo someterla, como lo describe iconográficamente el Dr. O, Mejía “un médico aferrando la mano del enfermo moribundo y la otra mano un débil esqueleto de la muerte, que trata en vano de llevarse al individuo agónico a su reino de sombras. La cuentas vacías del rostro de la muerte miran con temor y respeto a los ojos poderosos y lumínicos del hombre de ciencia, y por vez primera se tiene la certeza de que las fuerzas de la medicina podrán vencer al poder de la muerte” (p.59. 1994) esto tiene un profundo eco en la humanidad y en el profesional de la salud al que se le educa como un mesías, al punto tal que la muerte se convierte en el resultado del error profesional y humano, lo cual solo puede acarrear un profundo sentimiento de culpa tanto en el profesional de la salud como en la familia. El uno por no haber actuado con eficiencia técnica, los otros por no dar con los recursos necesarios para que no sucediera aquello. Esto tiene su origen en la negación rotunda que ha desarrollado la medicina contemporánea del morir como algo natural (Dr. O, Mejía 1994).

 


 

 

comentarios

Biografía