Lapislázuli Periódico - Cuando lo sueñes, se hará realidad



LITERATURA Y EROTISMO
REFLEXIONES SOBRE EL EROTISMO EN LA LITERATURA
Por: Susana Sánchez


Si partimos de la definición de literatura como aquellos escritos imaginativos o de creación de autores que han hecho de la escritura una forma excelente de expresar ideas de interés general y permanente, podemos entender por Literatura erótica, aquel conjunto de producciones creadas que juegan con la insinuación, con la sugerencia y la sexualidad desde la poesía, la narrativa y el ensayo.

Tal como afirma whitman, un texto literario es más rico en la medida en que integra más niveles de experiencia. Si dentro de ese contexto el erotismo juega un papel primordial, se puede hablar verdaderamente de literatura erótica.
Pensemos por ejemplo, cómo a lo largo de la historia, las más célebres obras de arte de contenido erótico han sido vituperadas o exaltadas, escondidas o exhibidas, destruidas o bien multiplicadas, con una alternancia de relaciones ligada a las oscilaciones cíclicas del gusto, al deseo de los artistas de suscitar relaciones violentas en el público y al gusto personal (siempre impredecible) de quien ha sido propietario, custodio o espectador.


Sería imposible pasar por alto algunos autores, los más sobresalientes de ésta época, los cuales se encargan de poner en el punto más alto la expresión literaria medieval de Occidente. Tal es el caso de Boccaccio, Dante, y Chaucer, quienes con sus particularidades estéticas, hacen del erotismo y del amor parte de su literatura, reflejando así las vivencias cotidianas y culturales de distintos pueblos.


Erotismo literario en el renacimiento: El Renacimiento surge como una reacción de la idiosincrasia del Medioevo, tiende a modificar situaciones cotidianas de la época referentes a política, religión y economía. Aquí resucitan los valores estéticos y espirituales de la antigüedad clásica. Siempre la visión de esta nueva época fue el sentido de profunda renovación de las formas ya exhaustas de la Edad Media.

El erotismo en el siglo XVIII: Este siglo tiene un interés marcado por unas ganas inagotables de progreso y de libertad; la ciencia pasa a tomar un lugar más importante para la sociedad e incluso estará por encima de la religión; definitivamente este es un siglo formado para la revolución.
El frenesí erótico del siglo XX: aquí el estilo de los escritores es más libre, no tiene en cuenta tabús, en cuanto a lo erótico solo se refieren al acto sexual como tal, no dejan espacio para la imaginación. Además, se tiende a confundir con lo pornográfico.
Quizá por ello, sólo se puede definir la frontera del erotismo en términos estéticos. Toda literatura que se refiere al placer sexual y que alcanza un determinado coeficiente estético puede ser llamada literatura erótica. Si se queda por debajo de ese mínimo que da categoría de obra artística a un texto, es pornografía. El erotismo es un enriquecimiento del acto sexual y de todo lo que lo rodea gracias a la cultura, gracias a la forma estética. Lo erótico consiste en dotar al acto sexual de un decorado, de una teatralidad para, sin escamotear el placer y el sexo, añadirle una dimensión artística.

BIBLIOGRAFíA
Acuña Cañas, Alonso. Enciclopedia del sexo y de la educación sexual. Tomos 4 y 5. Colombia: Zamora Editores, 1996. www.wikipedia.com
Aguiar e Silva, Víctor Manuel. Teoría de la literatura. Madrid: Editorial Gredos, S.A., 1972. pp. 10-13.

comentarios

LITERATURA ERóTICA RECOMENDADA


La Almendra, Memorias eróticas de una mujer árabe, Nedjma
Alma Mater, Rita Mae Brown
Dominada por el deseo, Shayla Black
Amantes, Jorge Gaitán Durán  (1958)
El amante de Lady Chatterley, David H Lawrence (1928)
Hojas de hierba, Walt Withman (1855)
Nueve semanas y media, Elizabeth McNeill (1978)
Los amores prohibidos, Leopoldo Azancot (1980)
El Amante, Marguerite Duras (1984)
Las edades de Lulú, Almudena Grandes (1989)
La pasión turca, Antonio Gala (1993)
Justina o los infortunios de la virtud, Marqués de Sade
Memorias de una pulga, (Anónimo)
Historia del ojo, Georges Bataille (1928)
Historia de O, Pailine Réage (1954)
Confesión Sexual de un anónimo ruso (Anónimo)
Trópico de Cáncer, Henry Miller
Delta de Venus, Anïs Nin
¿Qué es Teresa? Es...los castaños en flor, Jean Pierre
Elogio de la Madrastra, Vargas Llosa
Besacalles, Andrés Caicedo
Lolita, Vladimir Nabokov (1855)
Emmanuelle, Emmanuelle Arsan (1959)
El piano Blanco, álvaro Cepeda Samudio
Algo tan feo en la vida de una señora bien, Marvel moreno