Lapislázuli Periódico - Cuando lo sueñes, se hará realidad



Canto 4

Por: Gloria Young

Este regazo que te abarca
en la plenitud del agua tibia
inventa las imágenes más hermosas:
un remolino de hojarascas
de colores
el preámbulo de los pericos
verdes
en bandada musical
un sendero que lleva al río
mágico
donde tu cuerpo
no duele
el aire sigiloso
que empieza a silbar
melodías
nutridas de arpegios
en conciertos
las cortinas bordadas
con hilos incandescentes
que lastiman de gozo
la retina
encantada
con su luz
en la ventana abierta.
En la noche
cuando arde el silencio
brillan las estrellas
sobre tu vientre
así
desciendes trémula
al sueño
y desatas tus alas
allí
en lo profundo del agua.

Ya no preguntas:
¿por qué este sueño
de luces apagando
las sombras
de luciérnagas alborotadas
en los balcones
y vuelos sin fin
de satinados juegos
y estallidos de palabras
mudas
no lo comparten
todos los habitantes
del planeta?

Ya no preguntas
porque de una ola a otra ola
en la transparencia
que alberga tu silueta
el amor es más que un cuerpo
dentro de tu cuerpo
filtrando la memoria
vacía de extravíos.
El amor te llena de luz
y de poesía.
Los restos de tristeza
se los lleva el viento
a su paso.
Y ella está besando
tu rostro
los ojos
el cabello
y las ballenas transpiran
agua como un geiser
en la piel de los océanos.

Ya no preguntas:
¿por qué Isadora baila
alucinada
en la grieta del viento?
¿por qué perdió su memoria atormentada
y ya no se ahorca en el convertible
rojo
con su interminable pañoleta?

Porque la luz que acuna la música
es más que un espejismo
salpicado de miedos.
Es una llave
que no encierra
es el grito del sauce
despojado de sus ramas
es un fuego limpio que sale del cuerpo
y se traga las dudas y sus ausencias
navegando
sin perseguir misterios
ni atavismos.

Es la reconciliación
de la pureza
el destiempo de la canción
adormecida
la sombra dorada
las aves bajo el cielo del mercado
sin comerse la carroña
el corazón en su oleaje
los cantos de los navegantes
el camino
de mil fundadores
de ciudades
nuevas.

Es la playa
con las huellas en la arena
y el verano
que estalla
en amarillo.

 


(del poemario Desatado el Corazón, “Cantos de luz sobre tu piel de agua”; inédito, 2008; próxima publicación en Torremozas, Madrid, España)