Lapislázuli Periódico - Cuando lo sueñes, se hará realidad





LA CALLE QUE ME VIO CRECER
por, Laura Benítez

Es una calle larga y solitaria
pero bulliciosa, los ruidos de los carros
de los niños gritando por sus balones perdidos
Las madres que vociferan el arduo trabajo doméstico
y los perros que ladran al amanecer
esa es mi calle, la calle que me vio crecer
El gallo canta al frente de mi ventana
pero no es como todos los gallos, este es un gallo diferente
él canta a toda hora, es un gallo especial
Y en la calle hay huellas,
huellas de caminantes muertos
huellas de niños perdidos, huellas de vecinos queridos
Al pisar estas huellas me devuelvo al pasado
e imagino dos amigas balanceando una soga
para que yo salte, y yo salto y me gusta hacerlo
Parece que mientras salto todo se me olvida y no pienso en nada
pero pasa y ya no brinco más y ellas no mueven la soga
y ya no son mis amigas, y ya no es mi calle
Pero ya no imagino, y ahora si es mi calle
y sigue igual de bulliciosa, los perros ladran,
el gallo canta y las madres gritan …. hijos entren ya
pues ya son las seis y hay que madrugar
Me gusta la calle en que crecí pero prefiero recordarla
como cuando era una chiquilla
Ahora siento que ya no es mi calle
es una calle extraña y solitaria, son los mismos vecinos
son las mismas huellas, es la misma calle…
Pero yo
ya no soy esa chiquilla.