Lapislázuli Periódico - Cuando lo sueñes, se hará realidad



La belleza es como la pintan, Un espacio para la reflexión

Leidy Yurani Cubillos Pinilla

 

Exposición Andy Warholl (“Mr America”)
Junio18- Septiembre 21
Museo del Banco de la República. Calle 10 # 4 – 6

 

Bienvenidos a Norteamérica, a continuación verán que casi el sur y el norte se han unido a través de puentes. Se convergen sin sentido, cometen el “suicidio”; cuando pasan las fronteras bendicen lo que más aman: el dinero (probablemente se indignarán de tal materialismo, luego lo aceptarán imaginando hacer tantas cosas con él, acto seguido se molestarán por no tenerlo en las manos… y cuando ya lo tengan no importará por cuanto germen pasó). Al autor lo llaman “Mr America”; la cultura de América ya habla inglés y ahora solo nos falta terminar esta tarea de colegio “bilingüe”. ¡Vamos a divisar la “America”!

En el recorrido encontrarán Coca-Cola, un producto genial, todos lo saben, la consume el presidente, la consumen las estrellas, la consumen los obreros, la consumen los niños: notarán un perro racista (race riot); una silla eléctrica capaz de silenciar (little electric chair); entreverán como los medios de comunicación generan más tristeza y temor de las miserias  de la sociedad (Flashnosemberzz); una, dos, tres, no sé cuántas Marilyn Monroe, bellezas, o belleza  de espejismos.  América es de colores pero el plateado nos deslumbra, es el pasado, el presente y futuro, deja volar (Almohadas plateadas de helio); verán cosas tan estadounidenses, tan “pop” como que un actor se convierte en presidente (Ronald Regay); religiones  e ideologías que solo invitan al consumo (Hammer y sticle). Entre otras vacas de colgadura.

No estoy en contra de “Mr. America”. Los invito a aprender de la técnica, libre de la serigrafía o no, a hacer  “pop” art, a que las elites no representen la cultura como lo fue en Estados Unidos en el Crack del 29, a que no sea necesario estudiar el costosísimo e inaccesible arte abstracto  ni tampoco jugar a los artistos, a que dejemos de lado al “Uncle Sam” y hagamos cultura, que  descubramos lo que nos identifica en nuestro lado del puente así como una vez lo hizo Andy Warhol con la sopa “Campbells”. No esperemos más nuestra venta ni que Andy nos enlate en ellas y nos comercialicen bien sea como arte de colección o como cena. Solo mirémonos al espejo y maquillémonos de lo que somos para que  todos, no solo las estrellas, sino todo el mundo sean grabados y fotografiados.

Sigan.