Lapislázuli Periódico - Cuando lo sueñes, se hará realidad



Amor a Primera Nota


Por: Sherezada


Cuando la escuché por primera vez anhelé escribir su música en mis hojas blancas. Fue hecha en un pueblito pequeño y era muy recatada. Tuve que perseguirla por los conservatorios donde corría entre estudiantes para enamorarla; al fin, en medio de un La sostenido y el repiquetear de un Sol me concedió su amor.


Fueron tiempos sublimes hasta que apareció la otra, tan aguda y moderna que fue quien me conquistó. En medio de las dos gasté mi tinta hasta que todo explotó, entonces llegó lo desastroso: los gritos, los reclamos, las lágrimas…


—¡Pegáme cacho, pero no me dejés! —Imploraba llorando a mi regreso.


Y es que la otra me había cautivado, sus cuerdas filosas me enredaron y su toque zumbador me embelesó, me embrujó su cuerno superior y cada vez que una nota salía de sus pastillas yo sentía desvanecerme. “Nainziñeñamuunt”, me tocaba conectada al enchufe.

Noche tras noche abandoné a aquella que me enseñó el pentagrama, la que dibujó sus suaves acordes sobre mí por la que me hacía volar entre punteos. Noche tras noche regresé a mi hogar, donde ella, con los trastes descuidados y el clavijero hinchado, me esperaba. Noche tras noche preferí a aquella que gruñía unos rasgueos sin dejar tinta sobre mí.


Empecé a cansarme de correr, de las lágrimas y los reclamos. Quise disfrutar todo el día el contacto de sus controles de sonido, cogí todas mis letras y con la maleta lista me detuve en la puerta para escuchar a mi amada: con sus cuerdas ya destempladas me suplicó una última vez, pero yo, arrogante y hechizado, di la vuelta y salí para siempre de su vida.


—¡Tonto, tarado, dejáme por ella, pero a mí no regresés! —Gritó cansada de mi amor a medias mientras mis hojas al viento la abandonaban.
Contentó llegué al apartamento, sus días me parecían tiempos soñados, abrió la puerta y vi un bajo junto a ella con el cual improvisaban como enloquecidos. Solo entonces, señores, solo en ese instante comprendí mi error.


Ella me dejó entrar e ignorando mi presencia continuó su frenesí musical. Día tras día, durante meses, conocí a los tantos que como yo, vivían prendados de su diapasón; y supe que mis noches con ella solo fueron ilusiones automatizadas, amores modernos. No llevó mucho tiempo para que ella me cambiara por un e-book. “Ñicato tenamebuscato. ¡tetopeko!” Fueron sus concluyentes palabras mientras echaba mis pequeñas hojas a la calle.


La última vez que escuché a mi amor, sus cuerdas vibraban una cumbiamba sabrosa que llenó mis hojas de melancolía, estaba acompañada de un universitario que le había enseñado a improvisar lejos del papel. De la otra supe que andaba con unos rockeros desaforados, y que uno de ellos la estrelló contra el piso dejándola irreconocible. Yo no tengo mas remedio que vagar por las calles, malgastando mis últimos renglones narrando la historia de mi estupidez.


Ingrid González Leidy Yurani Cubillos Pinilla Yuly óbito de Utopías Edna Camelo Sarah Marechal Edelmira Pinto Moreno AMIGOS Carlos Melo Salazar III festival mundial de ECOPOESIA “Ecopoesía: raíz y voz de la tierra” Lumbantú ESTILO Ciudad y niebla, por Laura Burbano QUIENES SOMOS Franz Floyd Entrevista con Monsieur Periné: De las Cosas que Soñaban cuando eran niños El arte de comunicar desde la represión: ¿y si el arte se queda sin internet? ¿Jalainjatü mi^irakat sünain ¿En dónde es la fiesta de disfraces? Laura Benítez Nace una nueva legión para salvar el día de la tierra Orlando Becerra Actitud Lúdica MUNDO DE SUEÑOS El Artista On the Road...again Alerta Kamarada Los individuos invisibles de las redes sociales Amarillo Tropical Inicia un año engalanado en sueños literarios Huberto Santacruz Torres Abelardo Leal Lengua y Lenguajes: Elementos Fundamentales para la Configuración de la Identidad. Manuel Sebastián Jiménez T.(q.e.p.d) Andres Correa KEMERAINCHII Victoria Sur Alejandra Jaramillo CONTACTO principal María José Montañez León José Luis Palacios Planeta de bolsillo, por Lilia Gutiérrez Riveros Sala Chat Andrés Filsoleil SALóN FUNLAZULI Jorgelina Cerritos Hay Festival Cartagena 2011 CINENCUENTRO Myriam Luz Buitrago Ruy Sánchez: el dueño de la única ciudad con caderas, por: Andrés Laverde Ortiz ¡Ay, Joe! Lloramos tu partida, pero seguiremos bailando con tu legado La expresión de sensibilidad de Sandra Medina puesta a la moda. EDITORIAL Stefanny Bricet Parra David Sánches Juliao Actualidad Aquí Galería de Imágenes álvaro Bulla PERFILES Escucha las vibraciones en Alta Frecuencia Estercilia Simanca María Daniela Cárdenas ETNIAS ZEITGEIST, La Película Javiera Gallardo Cúpula - Lucero , por Yudit Josefina Cedeño Rivero Gabriel Jiménez Pallares Eventos Son González EXPRESARTE Melancolía y rencor Plan lector resoñadores, por FUNLAZULI Ruben Blades Victor Hugo Gajardo Olivares APRENDICES ¿Qué pasará con nosotros, si la inevitable transformación continúa? LICENCIA CREACIóN LITERARIA Alexandra Quintero Andrea Echeverry Juan Carlos Carvajal AULA Entrevista al artista conceptual Luis Camnitzer [Personaje del mes] El arte natural representada en dos pinturas indigenas: La Wayuu y la Bora Taller Virtual La poesía Escrita desde el Silencio (2011) Mauricio Rodríguez LAPISCITOS LAPISLáZULI VERDE Bambi La Suavesita Para publicar tus eventos has Click Aquí Función Teatro en Teatrova - El Estado de las Cosas Taller de Redacción de Ensayos Literarios (2011) DONACIONES La calle empinadaPor: Alberto Fernández Camilo Andrés García Salcedo Narciso Serrano

 

SUSCRíBETE PARA RECIBIR NUESTROS BOLETINES SEMANALES

* campo requerido

 

 

Biografía

 

 

comentarios