Lapislázuli Periódico - Cuando lo sueñes, se hará realidad




Al paso del huracán

Por: Annabella Molina (Guatemala)


Amigos Lapislázuli, acá ocurrió una catástrofe con el huracán Agatha que tenía temblando de amor a la princesa del Volcán Pacaya; cuando se enteró que venía no aguantó y explotó de amor, y sus cenizas cubrieron con una densa alfombra todo el país para recibirlo. Así se unió la lluvia sobre las cenizas calientes que retaron al viento que no pudo llevárselas.


En verdad que fue una catástrofe haber tenido al visitante huracán junto con una erupción del volcán Pacaya... la lluvia oscureció todo un día...  los habitantes cercanos al volcán tuvieron que ser desalojados de sus viviendas en peligro, o ya destruidas por piedras candentes. Triste que nuestra gente del interior ya de por sí vive pobreza y carencia de alimentos y se suman estos eventos naturales. Todavía se está ayudando a los damnificados con alimentos pero la necesidad real radica en proveerles lugares seguros y viviendas... algo de nunca acabar, sin considerar que ellos no quieren dejar sus tierras, lo cual es comprensible.

He atestiguado con mucha satisfacción que los guatemaltecos salimos adelante ante lo inesperado de la naturaleza. Al día siguiente de la erupción estábamos todos ya en la calle barriendo ceniza para evitar que se fuera por las alcantarillas. Por doquiera que transitas ves los costales de arena apostados en las aceras, esperando su turno para ser recogidos por la municipalidad. Ya casi la totalidad de calles y boulevares están limpios totalmente.

Estos fenómenos alteraron la vida de muchos guatemaltecos ... más bien, nos ha llamado a reflexión de lo frágiles que somos los humanos y cuánto estamos a la merced de Dios y la naturaleza. Naturaleza que clama porque ya no puede más con los abusos a ella y, sin embargo, no hacemos ni lo más mínimo para contrarestarlos.

Ciudad de Guatemala, junio de 2010

 


 

 

 

comentarios

Biografía

 




<