Lapislázuli Periódico - Cuando lo sueñes, se hará realidad



 

TATIANA OROÑO: POETA URUGUAYA SíMBOLO DE MADUREZ EN LAS LETRAS.

Entrevista Alejandro Jiménez Schroeder. Lapislázuli Periódico.

 

Tuvimos la satisfacción de compartir algunos días con esta poeta que se hace querer por su calidez, sinceridad y sencillez. Bueno, la fama no se le ha subido a la cabeza… mujer valiente, con principios firmes, rodeada con sus colegas latinoamericanas en Panamá, mujeres que expresan la amabilidad y la sinergia por una causa común: la equidad de géneros!
Con Tatiana conversamos largas horas de nuestros países, de nuestras vidas, de nuestros proyectos literarios, de nuestros sueños. Verter en pocas líneas la emoción de compartir la riqueza interna de esta poeta es imposible, pero nos agrada que los lectores de Lapislázuli conozcan algo de ella, que nos comparte en esta entrevista.


Lapizlázuli: Tatiana, ¿Cómo te defines? ¿Quién es Tatiana Oroño?
Tatiana: Esta poeta interpelada por una pregunta taaaaan (¡!) abarcadora, ¿quién es? Es hoy una persona feliz de haber compartido días de incansable novedad, de renovado deslumbramiento, en el Encuentro Interoceánico de Escritoras convocado en la Ciudad de Panamá en la última semana de marzo de 2010. Es, o se siente, amiga de Lapizlázuli y de su jovencísimo director bogotano, Alejandro, con quien llegamos y partimos al mismo tiempo /del convite.


Lapizlázuli: ¿Cuál género de la literatura has abordado en tu carrera profesional con mayor pasión?
T.O.: La poesía y la prosa poética, es decir, la poesía.

Lapizlázuli: En tu vida de escritora has tenido muchas experiencias. Cuéntanos una que haya sido un momento especial para ti.
T.O.: Hay muchos momentos, por suerte. Pero les cuento uno, el primero probablemente. íntimo y definitivo. Estaba escribiendo un poemita, hace muchos años, durante la dictadura uruguaya, cuando mis amigos y compañeros desaparecían y mis dos primeros hijos ya habían nacido.


El texto iba diciendo:
Se me ocurre pensar
si me muriera
ahora digo el día de hoy
si me muriera

pronto estaría y limpio
el oloroso equipaje de mis hijos
limpias las telas … “

Y al llegar a ese punto me detuve buscando cómo seguir. Pensé en un mono o enterito que usaba mi hijo mayor, chiquito todavía, prenda a la que había lavado muchas veces y que a pesar de los lavados seguía siendo útil como al principio. Pensé en esa prenda, en su nobleza… Busqué nombrarla y me vino a la memoria una palabra arcaica, un vocablo nunca usado por mí pero que había escuchado en boca de los mayores para referirse a prendas de trabajo duraderas. Era la palabra “brin”. Recordé la textura de esa tela y reconocí su parentesco con el tipo de tela de jean del mono de mi hijo. “Brines”. Esa fue la palabra que envolvió pasado, presente y futuro, vida y muerte, amor y miedo. Retomé el poema y concluí:
“[limpias las telas] los brines
y los hilos
con que están hechas las ropas de los niños”.
Sentí que había cruzado el puente que me llevaba a mi escritura.


Lapizlázuli: ¿Qué es el cuerpo de la mujer en la literatura? ¿Qué entiendes por literatura erótica?
Tatiana: El cuerpo de la mujer en la literatura es cantera de tópicos literarios desde lo más remoto. Aparte de eso, la presencia del cuerpo es algo ineludible porque se escribe con el mismo cuerpo con el que se vive. Así que, para redondear una imposible respuesta, cuerpo y literatura están siempre cerca uno de otra. Literatura erótica es escritura amatoria. Escritura ceñida al cuerpo y sus jardines. Celebración de los cuerpos. Celebración de la voz y la palabra.


Lapizlázuli: ¿Ha evolucionado la mujer en la América Latina y el Caribe? Hago referencia a su papel en el desarrollo de la humanidad
T.O.: Acontecimientos como éste que venimos de compartir en Panamá contribuyen a la “evolución” digamos del concepto que del papel de las mujeres se tiene en nuestras sociedades marcadas, desde la conquista y hasta hoy, por las desigualdades de clase, etnia y género. Se trata de no cejar en el esfuerzo de hacer visibles las diferencias y reivindicar equidades imprescindibles. No ha sido, no es, ni será fácil. Pero hubo demostraciones en el ámbito del Encuentro de cuánto es posible. Solamente a título de ejemplo la intervención de Urania Ungo, aunque podría agregar muchos otros nombres y momentos. Y aún más: el clima de hermandad que se sostuvo jornada a jornada. Eso señala cuán necesarias nos somos unas a otras. Y qué necesario es hacer visible esa rica intersubjetividad para los otros.


Lapizlázuli: Háblanos de la obra tuya. De toda ella, ¿cuál sientes de manera especial?
T.O.: Aprecio de manera especial mi penúltimo libro, Morada móvil… No me gustaría ponerme a explicar por qué. Quizá encontré allí uno de mis mitos, en el sentido en que lo usaba Cesare Pavese: una de mis obsesiones de vida encontró en ese título - y ese título encontró en ese libro - su forma. Dejó de ser una obsesión. Pasó a ser una señal objetiva de que viví. Y pude escribir.


Lapizlázuli: Ahora bien, reconocemos y te felicitamos por tus nuevas condecoraciones, indiscutiblemente es un reconocimiento a tu obra. ¿Qué representa estos reconocimientos para la vida de una escritora?
T.O.: Los reconocimientos importan. Para la poesía, que a menudo no encuentra editores, significan aire en los pulmones, salud, promesa de interés social en ella… Estímulo y reparación. No es poca cosa. Dinero no hay, al menos en Uruguay, para estos premios honoríficos. Pero abren caminos editoriales y también, por qué no, espirituales. 

Lapizlázuli: El Embajador del Uruguay ha sido uno de los invitados especiales a este Encuentro de Mujeres Escritoras. Cuéntanos brevemente acerca del apoyo a la literatura y las artes del nuevo gobierno uruguayo.
T.O.: El señor Embajador del Uruguay en Panamá, Francisco Purificatti, apoyó en con entusiasmo y compromiso el Encuentro – es un diplomático muy activo y su gestión se refleja en la página web, www.urupana.org, abierta por la Embajada -, así como también es de destacar la capacidad articuladora de la escritora y catedrática uruguayo-panameña Alondra Badano, a quien debo en primer lugar mi participación. En cuanto al nuevo gobierno uruguayo (el que asumió el 1º de marzo es el segundo período del partido Frente Amplio) y las artes en general, ha habido novedades – como los Fondos Concursables para la Cultura inaugurados por el Ministerio, la reelaboración de las Bases para los Concursos Anuales, o la difusión de los Centros MEC (Ministerio de Educación y Cultura) diseminados por todo el país –, que representan significativos avances.   

 

Lapizlázuli: Nos agradas porque siempre estás con una sonrisa en tu rostro ¿Eres una mujer feliz?
T.O.: Creo que debo la sonrisa a las buenas compañías que Panamá concedió. Entre ellas, la de los delegados de Colombia, no hay que olvidarlo...


Lapizlázuli: ¿Quieres enviarle un mensaje a colaboradoras y lectoras de Lapislázuli Periódico?
Tatiana: Mi saludo desde el sur de América, donde hace frío en invierno y la mayoría de la gente no ha probado jamás mangos ni cocos…, donde el lapizlázuli es una piedra exótica  (nos son familiares las amatistas…). A los lectores que llegaron hasta aquí, ¡gracias por no abandonarme! Mi deseo es que un periódico de tan bonito nombre tienda puentes de simpatía y colaboración entre nosotros/as. ¡Larga vida y  favorable destino para Lapizlázuli Periódico!

 


 

 

comentarios

Biografía

 

Ingrid González Narciso Serrano Camilo Rojas Nace una nueva legión para salvar el día de la tierra EDITORIAL Carmen Helena Maturana Ana María Fernando Actualidad Martha Yaneth Ruiz T CREACIóN LITERARIA Homo Gris, por Felix Hugo Noblecilla Aquí Jary Samara Meneses Edna Camelo Amarillo Tropical Eventos Taller Internacional Dramaturgia Jovenes Talentos en Letras con Jorgelina Cerritos William Alberto Salazar Castellanos Abelardo Leal Gabriel Jiménez Pallares María Daniela Cárdenas SALóN FUNLAZULI Alejandro Jiménez Schroeder PERFILES CONTACTO ZEITGEIST, La Película Planeta de bolsillo, por Lilia Gutiérrez Riveros Ciudad y niebla, por Laura Burbano Bonsái, por Silvia Lilet Ortíz Marín ESTILO La incultura de la Educación, por Martha Yaneth Ruiz Alejandra Zarhi Jischal Andrés Filsoleil QUIENES SOMOS Leidy Yurani Cubillos Pinilla Obed González Moreno ¡Ay Joe! Lloramos tu partida, pero seguiremos bailando con tu legado, por Martha Yaneth Ruiz Cúpula - Lucero , por Yudit Josefina Cedeño Rivero Niñi Escucha las vibraciones en Alta Frecuencia 01. Día Internacional del Agua Fefner Bermellón Edelmira Pinto Moreno Camilo Andrés García Salcedo Taller de Redacción de Ensayos Literarios (2011)finalizó Fernando Pineda Stefanny Bricet Parra ángela Henao Munevar LAPISLáZULI VERDE Ruy Sánchez: el dueño de la única ciudad con caderas, por: Andrés Laverde Ortiz APRENDICES álvaro Bulla Archivo Perla Fuentes Daniel Alarcón Osorio DONACIONES Jenny Andrea Moreno Rincón María José Montañez León Entrevista Estercilia Simanca Pushaina Héctor Cediel Guzmán Paz, por Vilma Lilia Osella Manuel Sebastián Jiménez T.(q.e.p.d) Vito Nenazifar Luisa Fernanda Becerra CINENCUENTRO Recomiendanos Links» Edgar Hans Medrano Mora Palabras que ni el tiempo ni el silencio apagarán, por Alejandro Jiménez Schroeder AULA MUNDO DE SUEÑOS Victor Hugo Gajardo Olivares Javiera Gallardo Juan Carlos Carvajal Los individuos invisibles de las redes sociales Mariana Garavito LICENCIA Esmeralda Zabala González Mauricio Rodríguez AMIGOS ¡¡¡TODOS A ESCRIBIR!!! Natalia Rodríguez Carlos Alberto Polo LAPISCITOS Myriam Luz Buitrago Acacia Mateos Portobello, por:Anabella Molina EXPRESARTE ETNIAS Manuel Suárez III festival mundial de ECOPOESIA 2011 tumbes – Perú“Ecopoesía: raíz y voz de la tierra” Plan lector resoñadores, por FUNLAZULI Franz Floyd Carlos Julio Cubillos Pinilla Mariana García José Luis Palacios Seis cosas que podrías hacer para ayudar a cuidar nuestro planeta Laura Benítez Alexandra Quintero Yuly