Lapislázuli Periódico - Cuando lo sueñes, se hará realidad




Editorial  Marzo

Por, Martha Yaneth Ruiz


El Monopolio Musical y la Restricción de la Cultura

La música es un don divino, tanto por la musa y la capacidad de expresión que tienen los compositores e intérpretes, como por ser ese alimento espiritual que a todos nos sumerge (cada quien según el/los ritmos de su preferencia) en un éxtasis de unión con el universo. Por ello mismo este arte se ha convertido en un exquisito material de comercio, lo cual no es en sí un problema, pues ¿cómo no? los hacedores musicales merecen ser compensados por su contribución a la cultura y poder vivir dignamente de su profesión. Sin embargo, y aunque la globalización propugna en parte por multiplicar las opciones de las personas de desarrollar sus talentos, no podemos ser ciegos ante la constricción que grandes multinacionales hacen del mercado. La música se ha convertido así en una marioneta, y nosotros sus comensales, en alucinados con lo que esa maquinaria nos mete por los ojos y los oídos.

Hasta hace poco, la tecnología (con abanderados como Internet y cuanto dispositivo electrónico existe) se habían convertido en la mayor vitrina para conocer casi cualquier melodía de casi cualquier parte del mundo desafiando así a aquellas industrias y a sus pulpos mediáticos (radio y televisión) que prácticamente han impuesto los tipos de música que la gente “quiere” escuchar. Pero, como aquello que prospera es tarde o temprano víctima de la envidia y la avaricia,  como no existe esa libertad de hacer empresa de la que el capitalismo se ufana y la democracia no ha acabado con la brecha económica como supuestamente era su ideal, tales industrias (Sony, Telmex, Youtube, etc) no satisfechas con los grandes logros y sumas que han obtenido y en complicidad con legisladores, restringen su oferta y limitan los canales propios y ajenos impidiendo el crecimiento de compañías de menor poder y tamaño como es el caso de Megaupload; compañías que hacían uso de los mecanismos tecnológicos ampliando la oferta de productos musicales y apoyando con ello la diversidad cultural e ideológica.

Como de todas maneras este mundo es tan vasto que sobrepasa los límites de los mass media, podemos ver que un sinnúmero de propuestas se presentan en otros espacios como parques, centros culturales, bares, etc. Incluso se puede encontrar una oferta más amplia en componentes de los mismos medios masivos cuyo objetivo es menos homogenizante. Las opciones que nos quedan entonces a los usuarios para devolverle la mística al arte y en particular a la música sin dejar caer a sus promotores en la miseria y el olvido son indagar y contribuir al mantenimiento de aquellos espacios que oxigenan el mercado, y a la vez ser analíticos frente a los productos que cualquier espacio nos brinda para no dejar que estos (los espacios y sus productos) se impongan basados sólo en la idea del entretenimiento, pues este se ha convertido en caballo de batalla de quienes no quieren que la gente piense y realmente decida por sí misma, sino que se convierta en un mero consumidor cuyo aporte social se limita al dinero.

De todos y cada uno de nosotros depende si tenemos un amplio abanico cultural y por ende nos enriquecemos como personas y como sociedad, o si por el contrario nos reducimos al consumo de discursos alienantes cuya idea de éxito se traduce en el poder de manipular a través de la violencia (sea esta soterrada o explícita).

 

 

SUSCRíBETE PARA RECIBIR NUESTROS BOLETINES SEMANALES

* campo requerido

 

 

 

 

 

 



Ediciones anteriores

El deseo insatisfecho

¡Ay, Joe! Lloramos tu partida, pero seguiremos bailando con tu legado
¿Derechos de autor o autores con derechos?
Alcanzando los sueños
Buscando las oportunidades para hacer tú sueño realidad. 
Cuando decidimos matar el silencio
Editorial navidad 2010
El arte de comunicar desde la represión: ¿y si el arte se queda sin internet?
El día del idioma entre la internet,la globalización y el spanglish
El idioma español y su fiesta
Etnias: la nueva expresión literaria y artística indígena a través de la internet.
Hay festival en cartagena y las contradicciones en su entorno.
Inicia un año engalanado en sueños literarios
L@ arroba en las mujeres
Lapislázuli periódico en la cumbre mundial de paz
Las letras en el fútbol: la expresión de un juego que une a la humanidad
Los individuos invisibles de las redes sociales
Museos en extinción: las bibliotecas familiares
Renovamos imagen para fortalecer nuestros principios
Voces femeninas en la literatura
Rufino José Cuervo: Estudioso, más que ningún español, del Español
 
Premisas de la reforma en la educación: ética, arte y solidaridad
 
La cultura y su quehacer en el desarrollo colectivo: A propósito del plan decenal de cultura de Bogotá D.C. 2012 – 2021
 

Escritura creativa palabras de inclusión: ser desde la diferencia