Lapislázuli Periódico - Cuando lo sueñes, se hará realidad




EDITORIAL
LA CULTURA Y SU QUEHACER EN EL DESARROLLO COLECTIVO
A propósito del Plan Decenal de Cultura de Bogotá D.C. 2012 – 2021

Por: Martha Yaneth Ruiz

En Lapislázuli entendemos la cultura como un bien renovable; esto significa que como seres humanos (antes de llamarnos ciudadanos), somos y nos formamos en un compendio de signos, costumbres y maneras de expresión que enriquecen el espíritu y se manifiestan en los quehaceres de la cotidianidad. El apelativo de ciudadano es conexo con la época y el lugar en que vive la mayoría de las personas hoy en día: la urbe. Sin embargo, no debemos olvidar que particularmente en Latinoamérica; sino nosotros como generación, todavía hay mitos, alimentos y herramientas provenientes del campo, aspecto que por supuesto es ingrediente de nuestra cultura. Ello para ejemplificar una de las tantas fuentes de donde se nutre la personalidad y por extensión, la sociedad. Grupos probablemente minoritarios en número pero no en riqueza como los indígenas, afrodescendientes, campesinos, roms (gitanos), LGBTI, artesanos, etc, son parte de ciudades como Bogotá, la cual junto con Barranquilla y Medellín cuenta con un Plan Decenal de Cultura.    


Este programa, que se lanzó el pasado 24 de noviembre en el también nuevo auditorio Huitaca del edificio Bicentenario, proyecta ser una plataforma a través de la cual se genere equidad para los habitantes cosmopolitas(2). Para ello, es necesario que todo tipo de organizaciones, incluso aquellas que no se conciban como culturales, conozcan el plan y apoyen, promuevan, y/o participen (de) acciones que redunden en el desarrollo sostenido de la ciudad, de tal manera que se pueda llegar a una concertación política (entendiendo el término ’política’ como participación individual en lo público), y poner en firme los sueños que tenemos como miembros pertenecientes a esta región de Colombia.  De esta manera, podemos “pasar de una democratización de la cultura a una cultura democrática” (3) y con ello, constituirnos en una sociedad eficiente, efectiva, y generadora de rendimientos económicos, minimizando la brecha de inequidad social con la consciencia de que más que deberes, cada uno de nosotros tiene co-responsabilidades con los otros.


Así las cosas, a través de los subcampos de prácticas culturales, artes y patrimonio cultural, pilares del plan, se pretende visibilizar las múltiples dinámicas citadinas configurando sus dimensiones y las tensiones existentes en su interior y en su proyección como actuantes de nuestra realidad. Dinámicas que al menospreciarse, originan conflictos sociales y detrimento de la calidad de vida, no sólo de las comunidades relegadas, sino de todos, teniendo en cuenta que hablamos de conflictos en el sentido de violencia psicológica y física, la cual redunda en el sentido de identidad que nos une al compartir espacios, reconociendo así mismo el concepto de calidad de vida como bienestar económico y social. Por ello, afirma Diana Acosta Miranda(4): “somos la suma de las poblaciones y por (tanto) es enriquecedor ver las dificultades no en los otros, sino en nosotros mismos”. En consecuencia, si trabajamos como miembros de una sociedad en aras de progreso, sin dejar de reconocer, pero a la vez sin ensoberbecer nuestra individualidad, podemos dignificarnos integralmente.


Este trabajo empieza por despertarnos del hipnotismo(5) que se ha vuelto costumbre en nuestro país y es particularmente evidente en ciudades como Manizales y Bogotá. Hipnotismo asociado con la apatía generada por elementos como la confusión del quehacer político con politiquería, el arribismo de considerar negativamente la participación en actos públicos como ‘folclorismo’, y la pretensión hegemónico- fascista de considerarnos seres impolutos de mejor familia. Un camino que puede contribuir a dicho despertar se encuentra en la formación cultural y artística, ya que aprendiendo a conocer nuestro propio cuerpo al tanto que otras cosmogonías, podemos crear y desarrollar sueños, pensamientos y actitudes crítico- positivas conectadas con el medio (ambiente, político y económico) fortaleciéndonos ya no tanto como sociedad de consumo sino en el sentido de salud física, mental e ideológica.


Tales retos suman una “apuesta a largo plazo en corresponsabilidad, sostenibilidad y autonomía”(6), apuesta en la que como se ha dicho, es necesaria una vinculación activa, crítica y propositiva de todos los sectores (gobierno, industria y población) que rompa de cierta manera los estereotipos y las fronteras de seres (entidades) oficiales y no oficiales permitiendo, si es el caso, reinventarnos como sociedad consciente de sus propias falencias y virtudes, constituyendo así un verdadero liderazgo de la democracia en Colombia, América y por qué no, el mundo.

 

NOTAS.
Ver el documento en: http://www.culturarecreacionydeporte.gov.co/plandecenaldecultura/plan_patrimonio.php
2 Término ‘cosmopolita’ entendido como lo expone el Plan Decenal de Cultura: “Se refiere a Bogotá como una ciudad capital que acoge residentes, visitantes y actividades de diversa procedencia cultural o étnica. En Bogotá se considera a todas las personas como titulares de derechos, independientemente de su naturaleza diversa.” Págs. 157 – 158.
3 Mauricio Galeano. Presidente del Consejo Distrital de Arte, Cultura y Patrimonio de Bogotá.
4  Secretaria de Cultura de Barranquilla.
5 Término de Augusto Boal que se refiere a la pasividad de los oprimidos: “Desposeídos al derecho del diálogo, o impedidos a ejercer este derecho. En: http://www.teatrodeloprimido.blogspot.com/
6 Ramiro Osorio, Ex ministro de cultura, cofundador del Festival Iberoamericano de Bogotá y Director del Teatro Mayor de Bogotá, entre otros cargos vinculados con el arte.

 

SUSCRíBETE PARA RECIBIR NUESTROS BOLETINES SEMANALES

* campo requerido

 

 

 

 

 



Ediciones anteriores

El deseo insatisfecho

¡Ay, Joe! Lloramos tu partida, pero seguiremos bailando con tu legado
¿Derechos de autor o autores con derechos?
Alcanzando los sueños
Buscando las oportunidades para hacer tú sueño realidad. 
Cuando decidimos matar el silencio
Editorial navidad 2010
El arte de comunicar desde la represión: ¿y si el arte se queda sin internet?
El día del idioma entre la internet,la globalización y el spanglish
El idioma español y su fiesta
Etnias: la nueva expresión literaria y artística indígena a través de la internet.
Hay festival en cartagena y las contradicciones en su entorno.
Inicia un año engalanado en sueños literarios
L@ arroba en las mujeres
Lapislázuli periódico en la cumbre mundial de paz
Las letras en el fútbol: la expresión de un juego que une a la humanidad
Los individuos invisibles de las redes sociales
Museos en extinción: las bibliotecas familiares
Renovamos imagen para fortalecer nuestros principios
Voces femeninas en la literatura
Rufino José Cuervo: Estudioso, más que ningún español, del Español
 
Premisas de la reforma en la educación: ética, arte y solidaridad